Nuevo Enfoque y otros cambios en la televisión en Cárdenas

Equipo de Tele Bandera en cobertura de la covid-19

Tele Bandera no se llama así por gusto, es el telecentro de Cárdenas, lugar donde se izó por vez primera nuestra bandera cubana. Heredó el nombre, símbolo que ya llevaba su emisora, la más antigua en activo del país, y como apelativo la ciudad al norte de la provincia de Matanzas.

Nacida en plena Batalla de Ideas, la televisora ha sobrevivido momentos de estrecheces para las corresponsalías locales, sobre todo por su carácter estratégico. Por su cercanía con Varadero, principal polo turístico de sol y playa de Cuba, Cárdenas es un territorio muy complicado desde el punto de vista demográfico, con una población flotante, alto nivel adquisitivo y las complejidades que ello trae aparejado.

A nadie sorprendió que fuera este uno de los dos municipios con más casos positivos al Sars Cov-2 en Matanzas.

Mantener informada a una población con tales complejidades ha sido quizás uno de los retos principales de Tele Bandera, asegura el jefe del Informativo, Ariel Ayme Gómez. “Las rutinas han variado. Transmitimos de lunes a viernes el noticiero Acontecer para que la población tenga la mayor información posible”, asegura.

Con 15 minutos de duración, Acontecer es el nombre del noticiero estelar del canal. Antes de marzo de este año se transmitía solo los miércoles, jueves y viernes, pero a raíz de las medidas adoptadas en Cuba para enfrentar al nuevo coronavirus, deciden extenderlo a los lunes y martes.

Ariel Aymé Gómez, a la izquierda, y Daniel Santiesteban en Acontecer.

Con un staff de apenas cuatro periodistas parecía tarea difícil, pero sintieron que se lo debían a Cárdenas. Los viernes Acontecer dura un poco más, 27 minutos, hasta que vuelvan a restablecer su espacio estrella, Cámara en mano, proyecto de periodismo de opinión que decidieron poner en pausa por el riesgo que supone para sus realizadores, puesto que se hace en plena calle.

Entre los momentos de más tensión informativa los trabajadores del telecentro cuentan en el que se anunciaron medidas restrictivas para el Hospital Julio Aristegui Villamil, donde ocurrió un brote de Sars Cov-2.

Es más difícil “porque  muchas personas no están conectadas con los medios del sistema público cubano y tienen acceso a otros que tergiversan la información”, refiere Ariel Aymé Gómez. No es  secreto para nadie que en Cárdenas muchas personas consumen de manera ilegal la televisión por cable o el paquete semanal y apenas se asoman a lo que transmiten los medios oficiales cubanos.

“Para contrarrestarlo hemos tratado de dar una información lo más veraz posible”, dice.

Por sus propias aristas, Cárdenas ha sido también históricamente uno de los territorios con más problemas para el acceso a las fuentes periodísticas, con dos que se repiten como las más reacias y que son precisamente sus dos actividades económicas principales: el turismo y el petróleo.

Alexei Mc Kintosh.

Sin embargo, el jefe del Informativo en Tele Bandera reconoce que eso no ha sido un problema en la actual etapa. “Tengo que decir con justeza que ha habido una respuesta positiva.

“Empezamos con algunos problemas, con directivos que no acudieron a una revista, que no tenían la información o habían recibido orientaciones de la provincia o del país que les impedía darla en el momento en el que la necesitábamos. Pero hemos dialogado con las fuentes y hoy tenemos la información oportuna.

“Hay que seguir ganando. Nosotros tratamos de hacer nuestra parte, de plantearles las necesidades informativas con el tiempo del que disponemos, pero la respuesta debe ser mayor y más rápida. La población necesita información más inmediata por la situación que estamos viviendo”.

Quienes han podido disfrutar de la calidad del producto televisivo que entrega Tele Bandera quizás ignoran que cuentan con un estudio pequeño, sin apenas luces ni otras condiciones esenciales para hacer televisión hoy en el mundo.

Y aunque en el último año acometen una reparación que ha ampliado locales y mejorado las condiciones de trabajo, en realidad al colectivo de Tele Bandera los salvan su creatividad y profesionalidad.

Daniel Santiesteban y el camarógrafo José de Armas.

Desde el punto de vista laboral la televisora no escapó a las tensiones que impuso el nuevo coronavirus. Uno de los peores fue cuando una colega de Radio Ciudad Bandera resultó positiva al Sars Cov-2 y el resto de los periodistas, consejo de dirección y realizadores fueron aislados.

Entonces algunos de sus periodistas, que comparten labores en la radio, tuvieron que incrementar sus colaboraciones con la programación de Ciudad Bandera para que esta no cerrara, sin descuidar su trabajo en la televisión.

Varios trabajadores del telecentro también vivieron el aislamiento en carne propia, pero por suerte no pasó del susto.

Contar con un equipo de periodistas multitarea es quizás una de las principales fortalezas del canal cardenense. Y aunque Ariel Ayme Gómez defiende la especialización, “porque creo que ofrece más contundencia”, no deja de reconocer que hay situaciones en las que vale mucho saber de todo un poco.

“A veces un periodista tiene que hace cámara, edición y locución. Creo que en eso debe trabajarse en nuestros medios, que los colegas dominen las diferentes especialidades y puedan dar una respuesta ante situaciones como esta”.

La autora con Ariel Aymé en el estudio de Tele Bandera.

Graduado de Periodismo en la Universidad de La Habana, Ariel Aymé siente orgullo de su equipo de Tele Bandera. “Tenemos juventud  y experiencia. La preparación que tienen todos es fundamental. La mayoría son multitarea, han estado en otros medios. Pero lo principal es la decisión para trabajar en cualquier contingencia”. Aunque la recomendación viene de cerca, dice que es “un equipo muy completo” y yo estoy de acuerdo con él.

De las mejores cosas que le han nacido a Tele Bandera en estos tres meses de enfrentamiento a la covid-19 todos mencionan a Enfoque, una revista especial de 27 minutos, en la cual analizan temáticas de interés público.

Los periodistas Alexei Mc Kintosh León y Daniel Santiesteban debaten en torno al tema principal, que apoyan con cortes de opiniones y trabajos periodísticos. “La pretensión es que Enfoque siga en el verano”, comenta Ariel Aymé Gómez.

Anuncia además otros cambios que ya han sido aprobados, como mudar su hora de transmisión para el horario de 6:00 a 7:00 pasado meridiano, con el objetivo de que no coincida con TV Yumurí; mantener el noticiero Acontecer de lunes a viernes y “el regreso del programa Cámara en mano en cuanto pasemos a la normalidad”. 

Aunque Matanzas y Cárdenas sean quizás de los territorios que más demoren en pasar a la normalidad en la provincia, el joven jefe del informativo en Tele Bandera no tiene dudas de que venceremos.

Ariel y José Antonio Estrada, camárografo, pasaron el susto de ser aislados como sospechosos.

“Tenemos una responsabilidad social, las personas esperan información y eso nos obliga a crecernos. Pero al final creo que habrá un aplauso para nosotros también cuando venzamos la pandemia, porque sin dudas Cuba saldrá de esto con una victoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *