Difícil de entender y fácil de comprender

Cambio de coloración por el insecto.

Es difícil de entender cuando te dicen que los frijoles van a escasear, que tal verdura se echó a perder en el campo y las plagas han convertido en nada las cosechas agrícolas. Enseguida nos viene a la mente que todo eso es una excusa por alguna mala gestión de los productores.

Pero qué fácil es de entender cuando visitas una forma productiva y observas una amplia extensión de cultivo echado perder por la plaga. Entonces piensas cuán injusto fuiste por subvalorar el trabajo de los hombres de campo y de los directivos del sector.

Tuve la oportunidad de visitar la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Los Molinos, del municipio de Matanzas. Allí recorrí junto a Rolando González, su presidente, un campo de habichuelas, lista para demoler por haberle caído el Trips, un insecto de minúsculo tamaño, que chupa y raspa la flor que hace nacer la leguminosa.

Insecto en la uña del especialista.

Durante el recorrido Rolando me contó que el insecto fue introducido en Cuba como parte de la guerra bacteriológica, me explicó además cómo actúa y sus consecuencias nefastas.

No soy de los que me gusta hablar de los perjuicios causados por el bloqueo. Ante todo, considero que el bloqueo hace su parte y en oportunidades las malas gestiones son las responsables, pero en esto de las plagas el cerco económico y financiero sí tiene mucho que ver, aparejado con que fueron ellos mismos, los que nos bloquean, los que  introdujeron la plaga en Cuba.

Un ejemplo palpable lo vemos en el frijol, producto deficitario. Para que se tenga una idea el país solo pudo proteger con fertilizante el 16 por ciento y con plaguicidas químicos el 15, lo cual unido a las limitaciones con el combustible para el desarrollo de las diferentes atenciones culturales y las cosechas, han afectado al grano. Situación que no solo perjudica al frijol, sino también al resto de las plantaciones.

Campo de habichuela contaminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *