Sol Palmeras recibe a sus primeros clientes

Antes de registrarse se le toma la temperatura a los huéspedes, uno de los protocolos para preservar la salud de clientes y trabajadores en el hotel Sol Palmeras. Fotos: De la web de Sol Palmeras 

Antes de registrarse se le toma la temperatura a los huéspedes, uno de los protocolos para preservar la salud de clientes y trabajadores en el hotel Sol Palmeras. Fotos de la web de Sol Palmeras

Luego de un obligado parón de tres meses a consecuencia de la COVID-19, el hotel Sol Palmeras, de Varadero, recibió este 6 de julio a sus primeros clientes nacionales, el único segmento que podrá alojarse en esta primera fase postpandémica.

Según la página web de la instalación de Cubanacán, administrada por la cadena Meliá Hotels Internacional, los huéspedes arribaron al hotel mixto más viejo de Cuba en la jornada de ayer y debieron cumplir con los requisitos de toma de temperatura antes de realizar los trámites de alojamiento.

El empresario español Tomeu Alcina, director general, da la bienvenida a los clientes.Fotos: De la web de Sol Palmeras 

El empresario español Tomeu Alcina, director general, da la bienvenida a los clientes. Fotos de la web de Sol Palmeras

En una de las imágenes se observa al empresario español Tomeu Alcina, director general, dándoles la bienvenida a los clientes, los que de seguro tendrán una óptima estancia en un sitio convertido en marca tanto entre los 52 hoteles de Varadero como en la Isla.

Precisamente este lunes la instalación recibió la visita de trabajo de Mercedes López Acea, miembro del buró político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), quien pudo constatar las mejoras realizadas en Sol Palmeras, hotel que aprovechó el cierre de las operaciones turísticas en el principal balneario cubano para doblegar al Sars-CoV-2 y reabrir rejuvenecido.

Acompañada por dirigentes del PCC en la provincia y la delegada del Ministerio de Turismo en el territorio, Ivis Fernández Peña, entre otros funcionarios, López Acea saludó a los trabajadores que se encontraban en las diferentes áreas y expresó su alegría y compromiso del colectivo para enfrentar los retos y salir adelante en las nuevas tareas.

La noticia del reinicio animó comentarios de clientes como Daniel Ayala, desde la Patagonia Argentina, quien escribió «me alegra mucho ver al Sol Palmeras nuevamente recibiendo visitantes. Reciban todo mi cariño y deseos de éxitos en esta nueva etapa. Cuídense mucho, un fuerte abrazo a todo el colectivo que nos atiende siempre muy cordialmente».

Al igual que todos los hoteles cubanos abiertos ya, solo hasta un 60 por ciento podrá ocuparse Sol Palmera, condición para gestionar correctamente el distanciamiento físico, la calidad de los servicios y garantizar la salud de huéspedes y trabajadores, de acuerdo con las medidas aprobadas por el Ministerio de Salud Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *