Juegos CDR-MININT, once años de buen béisbol

Los encuentros de béisbol CDR-MININT en saludo a la creación de los
Comités de Defensa de la Revolución contaron con una excelente calidad
competitiva desde su inicio en el estadio del Cerro, el 17 de
septiembre de 1967.

Por iniciativa del INDER en cada conjunto se repartían a los
principales jugadores que competían en el Campeonato  Nacional, su
mayoría miembros de la preselección cubana a citas internacionales. La
idea tuvo una gran acogida por la afición que llenó los estadios en cada uno de los once juegos celebrados.

El equipo cederista ganó siete juegos, cuatro de ellos por la vía de
la lechada. En total se batearon siete jonrones, se jugaron dos
extra ininngs de diez episodios cada uno y hubo una jugada de triple
play a cargo del MININT en el último choque, que tuvo lugar el 24 de
septiembre de 1977. También en ese encuentro de despedida y por
primera vez en Cuba, cada equipo situó a un bateador designado,
correspondiendo al matancero Lázaro Madan ser el primero en batear en
ese turno.

Cada partido escenificado tuvo duelos de lanzadores estelares, aunque
los más sobresalientes fueron Julio Romero, quien aportó cuatro
victorias consecutivas al equipo de la mayor organización de masa
del país, y el matancero Alfredito García por el representante del
Ministerio del Interior, con dos victorias.

Lo más notorio de los choques fue el picheo. En total se lanzaron seis
nueve ceros, siendo sus autores: Rigoberto Betancourt (CDR); Santiago
“Changa” Mederos y Alfredito García (MININT) y tres del
cederista Julio Romero.

Los jonroneros de estos históricos partidos fueron, por el equipo de
los CDR: Félix Isasi, Armando Capiró (dos veces), José Ramón Cabrera y
Antonio Muñoz. Por el MININT la sacaron del parque Tomás Valido y
Alfonso Urquiola.

Una fecha importante de estos juegos fue la del 26 de septiembre de
1971, cuando quedó inaugurada la ampliación del estadio
Latinoamericano con capacidad para 55 mil espectadores, obra en la que
los cederistas capitalinos tuvieron una decisiva participación.

Ese día abrieron en la lomita por los CDR el espirituano José
Antonio Huelga y por el MININT Alfredito García. El triunfo
correspondió al yumurino dos por cero, quien sólo permitió cnco inatrapables.
Estos choques prendieron en el gusto de nuestro pueblo, extendiéndose
la idea hasta los municipios, donde cada año se formaron y aún se
forman equipos con esos nombres para saludar la creación de nuestros
Comités de Defensa de la Revolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *