Dejará de ser Rabí punto de mira como principal fuente contaminante en la provincia

Calimete.- Después de concluida la zafra azucarera 2019-2020 publicamos un artículo que exponía el deterioro del manto freático en áreas del poblado Jesús Rabí, de este municipio, y la contaminación del pozo que abastece de agua potable a esa comunidad, provocados por el vertimiento de los residuales de la fábrica azucarera en una zanja.

En respuesta a dicha problemática y para revertir la situación en la Unidad Empresarial de Base Jesús Rabí se rectificaron las trampas de aceite y de desechos sólidos, además de mejorar las plantas de agua y cal, con el fin de disminuir la agresividad de los residuales derivados del proceso de producción.

Mediante un proyecto iniciado con anterioridad se prevé colocar conductoras que garantizarán su depósito en las lagunas. De esa manera se reducirá el deterioro del manto freático que se agudizaba cada período de zafra.

 Volverán a recibir el agua con salubridad los habitantes

En relación con la contaminación del pozo abastecedor de agua potable en la zona, el director de la industria, Fidel Carballea, informó que los últimos análisis realizados aprueban la calidad del líquido para el consumo humano, pero el deterioro de la red por el envejecimiento propicia la entrada de partículas contaminantes en la conductora, razón por la que no puede beberse aún.

Para subsanar esta situación la dirección de la industria, el Gobierno y otros organismos aúnan esfuerzos y recursos con el fin de culminar las acciones de reparación en la red de acueductos y alcantarillados antes de cerrar el mes de octubre próximo. De esa manera los habitantes de la comunidad retomarán el servicio habitual del preciado líquido, que desde el mes de abril último se realiza con pipas y carros cisternas.

Se alista el central para la venidera zafra 

Simultáneamente los trabajadores de la industria están enfrascados en la reparación del central para la próxima contienda. Se tienen en cuenta las dificultades presentadas en la zafra anterior, que recayeron sobre las demarcaciones de los molinos y la energética, en aras de disminuir las paradas por roturas y elevar la eficiencia industrial.

Un comentario

  • Juan Carlos Subiaut Suárez

    Muchas felicidades al colectivo del Rabí. Han sido y seguirán siendo punto de mira en el cumplimiento de sus planes, molidas altas y estables y eficientes. Un gran central con un mayor activo, sus hombres y mujeres, con un gran sentido de responsabilidad y pertenencia. Espero que la solución a sus residuales tenga un pronto capítulo final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *