Se votó en Estados Unidos, pero aún no hay presidente electo

TOMADA DE DIARIO AS

A la 1: 45 am del 4 de noviembre, el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, apareció ante las cámaras para decir que «estamos en el camino de ganar las elecciones». Agradeció por la paciencia, condición que declaró como clave, y afirmó que sabíamos que tardaría mucho un resultado, y realmente tardará hasta mañana (hoy 4 de noviembre), hasta que se cuenten todas las boletas, dijo.

Por otro lado, Donald Trump, solo minutos después de esa alocución televisiva de su rival, salió en Twitter, plataforma que más usa para comunicarse, diciendo que «nos quieren robar las elecciones», en una postura inédita de un candidato a la presidencia de ese país. Además, se preguntaron los analistas cómo sabe el actual mandatario que le han robado si no se han contado todos los votos.  Pero se interrogan también ¿cómo sabe Biden que está en el sendero del triunfo, si faltan papeletas por contar?

Después siguió el enfrentamiento en esa red social, en la que Trump aseguró que se trata de un gran triunfo y que no pueden contarse votos tras el cierre de las mesas, mientras Biden destacó que no me toca mi ni a Donald declarar un ganador, ese es el trabajo de los votantes, e insistió en el conteo de los votos anticipados pendiente de escrutinio. Tras el careo en la red social está bloqueó el tuit de Trump o por considerarlo confuso para el electorado.

Lo cierto es que, según los datos del Colegio Electoral de Estados Unidos, reflejados en un mapa en línea del desarrollo de estas elecciones en El País, a las 2 y 30 am de este miércoles, los votos electorales favorecían a Biden 223 por 212, aunque no se han contabilizado cinco estados en los que va con ventaja el actual Jefe de la Casa Blanca, en tanto tampoco están incluidos otros dos que en los cuales va delante el demócrata. Y no se conocían datos de Nevada y Alaska.

Se conoció también, acorde al seguimiento por televisión de la cobertura de Telesur, que los votos anticipados, por correo electrónico, en Pensilvania, serán contados hoy miércoles. Se ha dicho también que en esos pendientes de escrutar hay reservas a favor de Biden.

Finalmente, y tras una larga espera, a las 2 y 30 am del 4 de noviembre, se presentó Donald Trump o para decir que era una vergüenza lo que estaba ocurriendo, que era un fraude, y que no quería que apareciera un voto a las cuatro de la mañana. En otras palabras, él decidió que los estadounidenses, más de cien millones de votantes que sufragaron anticipadamente, antes del martes 3 de noviembre, no tenían derecho a aparecer con su decisión. Es como deslegitimar, por el resultado de esas boletas pendientes, el posible triunfo del otro candidato.

Afirmó que ellos (los demócratas) dijeron que irían a la Corte Suprema a decidir lo que debieron democráticamente hacer las urnas, cosa que jamás sucedió. Entre acusaciones de un bando y otro, lo que sí se vio fue a un Donald Trump molesto y está claro que no es feliz con el resultado actual. Había previsto que hoy sería reelecto y no fue así. Los dos candidatos se proclaman ganadores, pero las elecciones siguen, y parece que será un camino largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *