Una imagen diferente

No soy de los que frecuenta el cementerio asiduamente, cuando lo hago es por motivos mayores e impostergables. Mi filosofía de la muerte es diferente a la de un gran número de personas. Que conste, no critico a quienes asisten sistemáticamente a visitar el sitio donde descansan sus seres queridos.

Hace unos días tuve que ir al cementerio San Carlos, de Matanzas, fuimos a dar sepultura a un amigo, ese es uno de los momentos en los que no se puede decir no.

Al llegar al camposanto me quedé maravillado del cambio, para bien, que ha recibido la necrópolis yumurina. Hacía tiempo no lo visitaba y la  última vez que lo hice me llevé una mala impresión, sobre todo de la capilla central donde descansan los restos de nuestros soldados y oficiales mambises.

Por el apuro no me llegué a la tumba de Bonifacio Byrne, el Poeta de la Bandera, sitio que en la última visita al panteón pude observar un deterioro total, aunque me comunicaron en aquella oportunidad que sería restaurada. Es posible que se incluyera en esta última etapa de rehabilitación.

El asunto es que el hermoso cementerio matancero hoy exhibe una imagen renovada y de respeto hacia nuestros muertos. Sé que aún resta mucho por hacer, pero la primera imagen que descubre el visitante es alentadora.

Sugiero que si aún no se han realizado acciones en el panteón de Bonifacio Byrne, que se haga de inmediato, porque estamos hablando de una ilustre personalidad que lleva el apelativo de Poeta de la Bandera y no debemos demorar su restauración. Si ya se realizó, que me disculpen los ejecutores, hablo de una visita que le hice a ese sepulcro hace algún tiempo.

Un comentario

  • Juan Miguel

    Gracias por compartirlo amigo. Realmente el Cementerio es un lugar dobde reposan nuestros familiares y nuestra historia y es nuestro deber como seres humanos manterlo limpio y cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *