La fotografía matancera en ojos de mujer

La artista matancera Leslie Loyola Roque

El universo místico de las religiones afrocubanas en Matanzas recibe la mirada contemporánea de la joven fotógrafa matancera, Leslie Loyola Roque, quien con un dossier de esta temática participó junto a otros 19 talentos cubanos en la Sección Oficial de PhotoESPAÑA 2020, donde se expuso una selección de los portfolios realizados en La Habana, dentro del programa Trasatlántica.

La artista se declara de formación autodidacta, aunque ha asistido a talleres y cursos técnicos, y es amante de todas las artes, por lo que la entrevista resulta motivadora para conocer sus impresiones sobre los acontecimientos que han marcado su vida:

“El PhotoEspaña es un festival fundado por La Fábrica, un foro de especialistas en artes plásticas, curadores, galeristas, coleccionistas, que todos los años escogen un país diferente y el pasado año seleccionaron a Cuba, llamaron a artistas nuevos y lanzaron un visionado de portafolios, que es una de las actividades que realizan, junto a exposiciones en capitales y galerías, maestrías y clases magistrales.

“Ellos lanzaron una convocatoria y avisaron a la Fototeca Nacional a los fotógrafos afiliados o no a las galerías a presentar sus trabajos vía online, lo cual duró un año. Hicieron una labor curatorial y escogieron a 20 artistas. Fuimos al citado visionado ante Claude Vousat, Cristina Vives y tres fotógrafos españoles, entre ellos José María Díaz-Maroto.”

Según reporte de la prensa española, en la muestra se abordaron cuestiones como el espacio físico y su relación con la arquitectura; las corrientes más actuales basadas en lo subjetivo, gestual e íntimo; el documentalismo: el retrato como género fotográfico y por supuesto la fotografía como herramienta de denuncia sobre cuestiones como el ataque a la naturaleza, la ecología o a la historia.

¿Cuántos de los escogidos son de Matanzas?

“Yo solamente, los demás son, uno de Santiago de Cuba, Edgar Brielo Maranillo Sierra, que trabaja la temática nativa, una visión de la recogida del café en esa zona y los demás de La Habana.”

¿Por qué escogiste ese tema de la cultura afrocubana para tu colección?

“Me moví por todos los barrios yumurinos, más por Pueblo Nuevo, La Marina, Simpson y aprecié la belleza de esos exponentes religiosos, sean arará o yoruba y retraté a niños iniciados y a jóvenes creyentes, son los discípulos: nietos y bisnietos. Estuve en cabildos y en casas particulares, estudié sus atributos, aprendí a distinguir los matices pictóricos de aquellos lugares».

¿Cuántas fotos escogiste para el porfolio y cuáles son tus nuevos proyectos?

“Mi muestra tuvo 20 piezas, que fueron expuestas en la Bienal de Artes Plásticas del año pasado y en la galería Esquerré, de esta ciudad, así como en Casa América, en Madrid.

“Quiero mantener esa temática, para ofrecer testimonio de como se está expresando la religión en estos momentos, siglo 21 en avance. Deseo, asimismo, documentar las personas mayores, principales en los cabildos, que han trasmitido la tradición y tienen mucho conocimiento del legado de sus abuelos y padres. Es una apreciación de cómo se trasladan entre familias ritos y costumbres.”

Interesante resulta abordar desde la fotografía esta línea patrimonial, donde prima el secreto y la fuerza espiritual de sus adoradores. Visiones nuevas de la realidad matancera, de su cultura rica en colores y luces.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *