La prensa cubana fiel a las causas justas

«De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento.»  José Martí

Hoy Cuba está viviendo un momento atípico, provocado en gran parte por el bombardeo mediático de los enemigos de la Revolución y de sus seguidores, que por ingenuidad, conveniencia económica u otros motivios le siguen el juego.

En estos momentos la prensa cubana, los periodistas y los revolucionarios debemos expresar con claridad y objetividad nuestros pensamientos, fieles a la causa justa que es nuestro sistema social.

Por eso es importante hacer un glosario del pensamiento martiano con respecto a la Prensa y los periodistas.
Martí en las páginas del periódico Patria escribió: «Lo que el enemigo ha de oír, no es más que la propia voz de ataque.»
Sobre el papel de la Prensa Martí dijo: «Tiene la prensa periódica altísimas misiones: es la una, explicar en la paz, y en la lucha fortalecer y aconsejar; es la otra, hacer estudio de las graves necesidades del país, fundar sus mejoras y facilitar la obra de la administración que la rige.»
Y sobre el objeto de la prensa fue ilustrador: «No es el oficio de la prensa periódica informar ligera y frívolamente sobre los hechos que acaecen, o censurarlos con mayor suma de afecto o de adhesión.»
«Toca a la prensa encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir; tócale examinar los conflictos, no irritarlos con un juicio apasionado; no encarnizarlos con un alarde de adhesión tal vez extemporánea; tócale proponer soluciones, madurarlas, hacerlas fáciles, someterlas a consulta y reformarlas según ella; tócale, en fin, establecer y fundamentar enseñanzas, si pretende que el país la respete, y que
conforme a sus servicios y merecimientos, la proteja y la honre.»
El apóstol se refiere a la misión del periodista: «…que no haya una manifestación de la vida, cuyos diarios accidentes no sorprendan al diarista: eso es hacer un buen diario. Decir lo que a todos conviene y no dejar de decir nada que a alguien pueda convenir.»
Y junto a ello dejó dos recomendaciones; «El periodista ha de saber, desde la nube hasta el microbio», y «Hay tanto que decir, que ha de decirse en el menor número de palabras posibles: eso sí, que cada
palabra lleve ala y color.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *