Llama CTC matancera a cuidar la salud y la economía

Osmar Ramírez (tercero de derecha a izquierda) llama a directivos y sindicalistas a extremar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en Matanzas, Osmar Ramírez Ramírez, llamó a honrar las normas de bioseguridad en los colectivos laborales de este occidental territorio, esencial para preservar la salud humana y también la económica ante el rebrote de la covid-19 en esta provincia, entre las tres del país con mayor tasa de incidencia de la enfermedad.

“Es imprescindible mantener la percepción de riesgo y no bajar la guardia ante un virus al que no se le puede dar tregua. Se trata de un combate de todos los días, una lucha minuto a minuto, en la que solo cuentan la disciplina y la responsabilidad”, señaló el dirigente sindical.

Ramírez Ramírez cuestionó a quienes aún violan lo establecido en centros de producción de bienes y de servicios, negativa postura que pone en “tres y dos” el normal funcionamiento de la economía yumurina en un contexto donde se abre camino la Tarea Ordenamiento, señaló.

En los hospitales como el Faustino Pérez no puede bajarse un segundo la guardia para evitar “paralizar” el más importante de los centros asistenciales de la provincia. Foto: Periódico Girón.

“Si tan solo se respetaran los preceptos de la política de Seguridad y Salud del Trabajo no habría que lamentar el cierre de centros laborales por contagio de Sars-Cov-2. Toca a las administraciones, según mandato legal, crear, exigir y controlar las condiciones favorecedoras de ambientes higiénicos y seguros”, razonó el dirigente sindical.

El secretario general de la CTC mencionó deberes concernientes a los trabajadores, quienes están obligados a cumplir las instrucciones y regulaciones de Seguridad y Salud,  así como también a emplear los métodos seguros en sus labores, colaborar en la erradicación de las condiciones inseguras en el entorno laboral y en la identificación y  evaluación de riesgo que se realicen para el mejoramiento de las condiciones de trabajo.

“Resulta esencial el desempeño de las organizaciones sindicales en la base para exigirle a la administración la observancia del uso del nasobuco, la desinfección de manos y calzados, de las superficies y del distanciamiento en los comedores”, remarcó.

Pese a la disciplina en el cumplimiento de los protocolos, la exposición de los empleados al contagio implica total responsabilidad para contener brotes en instalaciones turísticas.

Sin embargo, manifestó, lo más importante es la postura individual, el comportamiento de los empleados y empleadores en su relación con una pandemia que suele ser implacable contra quienes la ignoran.

Ramírez Ramírez precisó que este es el momento de seguir impulsando el trabajo a distancia, fundamental para el incentivo del aislamiento social, a lo cual mucho contribuyó esta modalidad en momentos «picos» de la pandemia, opción de la que llegaron a beneficiarse unas 30 mil 268 personas.

Insistió en extremar los cuidados en las grandes concentraciones de población laboral, muy en particular en hospitales, obras en edificación y albergues de los constructores, en los hoteles y otras instalaciones turísticas, así como también en los centrales. “No se puede enfermar nadie, si se cumple bien,  lo evitamos”, enfatizó.

El secretario general de la CTC en Matanzas expresó su convencimiento de que “si con disciplina acatamos las medidas del Consejo de Defensa Provincial estaremos en condiciones de frenar la pandemia con más rapidez, para lo que también es crucial la colaboración de la familia  matancera.”

  • Fotos de la autora

La elevada concentración laboral convierten en muy vulnerable al sector de la construcción en Varadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *