Universidad de Matanzas implementa alternativas para asegurar su proceso docente pese a la covid-19 (+audio)

Después de interrumpir una vez más sus actividades presenciales por la compleja situación epidemiológica que por estos días enfrenta esta occidental provincia, la Universidad de Matanzas implementa alternativas para garantizar la culminación de estudios de todos sus alumnos y los preparativos del venidero curso 2021, que estaba previsto para iniciar a partir del mes de febrero y concluir en diciembre.
Así lo aseguró ante representantes de varios medios de prensa, Leticia Fuentes Alfonso, vicerrectora primera de la institución insignia de la Educación Superior en el territorio, al ofrecer amplios detalles sobre las medidas adoptadas por la casa de altos estudios a causa del retroceso a la etapa inicial por la presencia y propagación de la covid-19.

Según destacó, la planificación y los preparativos del nuevo periodo lectivo, el desarrollo de los exámenes especiales de fin de curso, conocidos popularmente como mundiales,  y el proceso de matrícula, especialmente para el caso de los varones que fueron llamados a cumplir un año en el Servicio Militar, fueron los principales objetivos que quedaron paralizados en la principal sede universitaria Camilo Cienfuegos.
Igualmente ocurrió en las instancias municipales a partir de la determinación de suspender el curso escolar en toda la provincia ante el alza de la cifra de contagios con mayor incidencia en la transmisión autóctona.
Subrayó que ningún alumno perderá el derecho a este tipo de pruebas y se evalúa cada caso  individualmente en aras de priorizar la promoción y la culminación de estudios, teniendo en cuenta los deberes y derechos de los universitarios y el cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios para enfrentar el SARS-CoV-2.
Respecto al proceso de matrículas, anunció que se extenderá la fecha prevista hasta completar la incorporación de los nuevos ingresos y resaltó la puesta en vigor de varias disposiciones en aras de flexibilizar los programas docentes a favor del estudiantado, teniendo en cuenta el complejo y atípico escenario.
Algunas de las modificaciones aprobadas fueron el arrastre de dos asignaturas en el mismo semestre, la organización de horarios escalonados por grupo o año, así como priorizar en cada carrera los grupos terminales para lograr su culminación de estudios, y garantizar la incorporación de los egresados a las actividades económicas del país.
La tambien Doctora en enfatizó que se garantiza el funcionamiento de las diversas estructuras en la universidad y todas las alternativas de comunicación entre alumnos y profesores, especialmente por la vía telefónica y las virtuales en aras de atender las individualidades, estimular el autoestudio y la superación a distancia y reducir la movilidad de las personas.
Según la vicerrectora docente, pese a la covid-19, el 97.7 por ciento de los estudiantes universitarios ya se graduó, con una cifra total que supera los mil egresados distribuidos en las modalidades de curso diurno, por encuentro y a distancia, y se priorizará la promoción de los alumnos de años terminales, así como la autopreparación del personal docente con miras al inicio del venidero curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *