Trinos enjaulados

Según un viejo proverbio, al que madruga, Dios lo ayuda. Yo me atrevería a decir que ayuda a algunos, porque a otros los sentencia al más profundo dolor. Hace ya algún tiempo he observado cómo en sitios de nuestra ciudad, como el parque de La Fraternidad, conocido popularmente como parque de Peñas Altas, se reúne un grupo de personas a comercializar de manera ilegal especies de aves que, aunque no lo parezcan, muchas de ellas se encuentran en peligro de extinción.

Leer más
1 2 3 4