La jabita se la debo (+ 10 usos de la jaba)

Hace unas jornadas salí a buscar el necesario aceite para cocinar y lo adquirí en una tienda del boulevard de San Rafael. Tras pagar su significativo precio, me tuve que llevar en las manos el grasiento pomo. “La jabita se la debo”, me dijo el dependiente a medio sonreír. Más tarde pasé por el departamento de confecciones para niños en

Leer más