Ercilio Vento: Matanzas es mi destino (+ audio)

Él fue aquel singular bebé al que no lo dormían las nanas ni las canciones de cuna; solo las historias de mayas, incas y aztecas o los pasajes sobre la conquista de México lo conducían a los brazos de Morfeo. Fue el mismo pequeño que descubrió la letra impresa con tan solo cuatro años de edad de manera autodidacta, y

Leer más