Si le hubiésemos ganado a la muerte

Dicen que antes de salir a aquel último viaje a Bolivia alguien en La Marina supo que no regresaría vivo. Cuando aquellos muchachones de 40 años sortearon indecisos un recorrido por Oyuni, faltaban apenas unos días para tomar un avión de vuelta a Cuba y hubiesen echado por tierra cualquier predicción santera, si en verdad la  hubo. 

Leer más
1 2