Yara y las primeras veces

Yara parece una bonita palabra para llamar las cosas. Yara: nombre de mujer. Yara: nombre de pueblo. Yara: nombre de bandera. Yara: nombre de revolución. No ocurrió el 10, sino el 11. Desde horas de la madrugada los pioneros de la gesta habían comenzado su marcha rumbo al lugar del mundo que, hasta ese momento, yacía fugado de las páginas históricas.

Leer más

Carilda Oliver Labra: “Voy a nombrar a Fidel” (+audio)

No voy a nombrar a Oriente, no voy a nombrar la Sierra, no voy a nombrar la guerra –penosa luz diferente–, no voy a nombrar la frente, la frente sin un cordel, la frente para el laurel, la frente de plomo y uvas, voy a nombrar toda Cuba, voy a nombrar a Fidel. En el año 1957 una joven escribiría estos versos sin saber que serían la apología temprana del hombre que tendría en sus manos el futuro del país. “Voy a nombrar toda Cuba,/ voy a nombrar a Fidel.” Por esos años la poetisa Carilda Oliver Labra todavía escribía a escondidas en una de las habitaciones de Tirry 81 y porque siempre ha sido CARILDA, se atrevió a enviarlos a la Sierra Maestra. Por el botón sin coser que le falta sobre el pecho, por su barba, por su lecho sin sábana ni mujer y hasta por su amanecer con gallos tibios de horror; yo empuño también mi honor y le sigo a la batalla con este verso que estalla como granada de amor.  Quizás esa sea una de las estrofas más memorables del Canto a Fidel, por intimista y por ser las primeras estampidas de una mujer que no ha temido nunca al verbo, ni a quedarse sola y confiar cuando los suyos partieron. En marzo de 2017, sesenta años caerán sobre las páginas del Canto a Fidel y ya no estará para enviar flores a Carilda; sin embargo, tendrán los versos el color de la inmortalidad. Fragmentos del Canto a Fidel, de Carilda, en su propia voz. [audio_mp3 url=”http://teveo.icrt.cu/m/p/rz/h8/rzh8dd.mp3″]

Leer más
1 2 3