Mezcla de dolor y de esperanza, de reafirmación

Hace 50 años, cuando decidiste que tu deber era seguir luchando por los ideales de Bolívar y Martí, por la independencia y unidad de toda la América, al despedirte de Cuba, Fidel y su pueblo escribiste. “… aquí dejo lo más puro de mis esperanzas de constructor y lo más querido entre mis seres queridos… y dejo a un pueblo

Leer más