“…hoy Venecia sin ti, qué triste y sola está.” (+video)

La fiesta no había comenzado aún cuando llegamos al lugar. En el momento de presentar la invitación para entrar al salón empezó la música. Un cantante francés cubría la noche con una especie de ensoñación en su idioma. Era un Y por tanto inolvidable, que aún después de tantos años, me hace rememorar la ocasión.

Leer más
1 2