La historia de Matanzas contada en imágenes

Ciudad de Matanzas: primicias, hechos significativos y singularidades fue presentado durante el 2013 en la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos, institución que lo atesora para regalarlo a los visitantes.Con una excelente factura estética las editoriales Vigía y Félix Valera acogieron la publicación de Paisajes históricos de la ciudad de Matanzas y Ciudad de Matanzas: primicias, hechos significativos y singularidades, respectivamente, dos textos de gran valor para el patrimonio y la historia de la urbe yumurina, creados a la luz del 320 aniversario de su fundación.

Ahora la editorial Félix Varela asumirá la publicación de Título del Libro, un volumen que, con similares características, completará en buena medida la comparación fotográfica establecida con grabados del siglo XIX, los cuales fueron reunidos para ofrecerles a los matanceros una panorámica de cómo fue la Atenas de Cuba durante esa etapa.

El historiador Leonel Pérez Orozco, el ingeniero Luis González Arestuche y los jóvenes Johan C. Orihuela y Ricardo Viera serán los responsables de regalarle a Matanzas cerca de mil imágenes que traerán a la contemporaneidad el esplendor de antaño de esta ciudad. Leonel Pérez Orozco, explicó a Radio 26 en qué consiste el proyecto del texto.

Ciudad de Matanzas: primicias, hechos significativos y singularidades fue presentado durante el 2013 en la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos, institución que lo atesora para regalarlo a los visitantes.“El material en el que trabajamos durante el año 2013 brindó muchísimos más elementos de la que incluimos en Ciudad de Matanzas: primicias, hechos significativos y singularidades. Realmente las investigaciones arrojaron información muy valiosa, por ejemplo, descubrimos que Matanzas fue una ciudad muy fotografiada durante el siglo XIX.

Con el cúmulo de fotografías que acopiamos y la idea de publicar un libro que versara sobre las comparaciones fotográficas desde el siglo XIX hasta la actualidad, nos dimos a la tarea de reunir la mayor cantidad de información posible.

Hoy tenemos más de 2 mil fotografías de toda la ciudad de Matanzas, de sus edificios más importantes, de sus calles y de la sociedad matancera de la época. Lo más interesante es que abarcan un período muy grande de tiempo pues las fotos más antiguas que tenemos datan de 1858, lo que significa que estamos peinando fotográficamente la zona urbana yumurina.”

El también historiador del teatro Sauto explicó que los objetivos que persigue el libro son confeccionar una especie de álbum fotográfico de Matanzas, donde sus habitantes aprecien su ciudad; lograr que estos se sensibilicen con esa belleza e importancia histórico-patrimonial, urbana, arquitectónica que posee la ciudad y con su propiedad.

Es interesante que una persona pueda ver su casa en el siglo XIX y se percate de cómo era entonces y lo que se conserva de sus elementos originales. Estas ideas que pueden estar subyacentes en las mentes de las personas hay que despertarlas para que la gente tenga realmente la conciencia de cuidar y preservar su ciudad.

Yo soy de la opinión de que si el que vive el edificio patrimonial no sabe nada de él, no lo puede cuidar, entonces debe conocerlo y amarlo para que le importe su protección.

Ese es el factor primordial para conservar un inmueble, una ciudad o un conjunto urbano, que sus habitantes se sientan comprometidos con su cuidado. Además, creo que una imagen fotográfica de más de cien años será un excelente regalo para la ciudad de Matanzas.

En Cuba y en otros lugares del mundo existen experiencias similares a la de este libro, ejemplo de ello es que La Habana cuenta con dos excelentes textos sobre el tema, mientras que El bello París fue un libro publicado a principios del siglo XX en el cual se publicaron fotos que reflejaban las características más importantes de esa ciudad.

Pérez Orozco adelantó algunos detalles del texto.

Queremos dar un tope primario de quinientas instantáneas de todos los tiempo e igual número pero en la actualidad para comparar el mismo lugar en dos momentos históricos diferentes. Karel Bofill Behamonde tendrá a su cargo nuevamente la edición.

Es un libro que tendrá más de mil fotografías y que como elemento novedoso refleja imágenes inéditas, desconocidas para los matanceros pues pertenecen a colecciones internacionales que existen sobre Matanzas.

Nosotros estamos asombrados al conocer que en el mundo hay universidades e instituciones con colecciones de fotos de Matanzas al nivel de cualquier ciudad importante del mundo.

Por ejemplo las colecciones de las universidades de La Florida, de Nueva York, de la Sorbona en Francia son increíbles y reúnen miles de fotografías de la ciudad de Matanzas.

Entre las imágenes con las que contamos existe una del puente de Tirry, reconocido en aquella época como el puente de Bailén, en la que aparece también la Plaza de la Vigía, y es muy importante esta foto porque anterior a esta investigación en Matanzas solo existían grabados donde aparecía el puente entre los años 1858 y 1860.”

Para llevar a cabo la materialización de este proyecto se realizan actualmente estudios de campo y otras investigaciones.

En este momento tenemos seleccionados las imágenes, los ángulos desde donde se tomaron y desarrollamos el trabajo de campo para completar el stop fotográfico actual. Esto incluye un trabajo de mesa muy serio y acucioso: trabajamos con mapas cartográficos, información histórica y fotos que debemos mejorar y analizar desde todos los puntos de vista con la utilización de programas informáticos.

A veces redescubrimos un espacio de la ciudad a partir de una puerta, un vano,  un poste, un muro o una reja que, a diferencia del resto de los objetos, se mantuvieron invariables. Incluso existen algunas calles que no hemos descifrado cuál es su ubicación actual. Si cuando publiquemos el libro queda alguna de esas vías sin identificar, estas serán ubicadas en una sección específica.   

Ya tenemos fotografías de los barrios de Versalles, Matanzas, Pueblo Nuevo, las zonas altas de Matanzas, La Playa, Monserrate, Simpson, así como la bahía. Nos quedan pendientes entonces los edificios públicos.

Este valioso libro que complementará las investigaciones sobre la ciudad de Matanzas, enmarcadas en el siglo XIX, está destinado a los matanceros que amen su ciudad y quieran conocer los elementos que la identifican ante el mundo.

Un comentario

  • HECTOR

    EXCELENTE! EL TEMA DEL PATRIMONIO, LA HISTORIA Y LA CULTURA DE MATANZAS ES MI PREFERIDO REALMENTE DISFRUTO CADA UNO DE ESTOS TRABAJOS ,LE SUGIERO A LA PERIODISTA PONER MAS FOTOS EN SU TRABAJO PORQUE LA SIGO Y PONE POCAS AL CONTRARIO DE YENNI QUE PONE MUY BUENAS FOTOS. SALUDOS Y QUE CONTINUE ASI HECTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *