Planeta en peligro: la trascendente visión de Fidel

Si alguien se interesó por el futuro del planeta y de la especie humana en este mundo ha sido nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro.

Desde la tribuna en la Asamblea de la ONU hasta en sus reflexiones y en los encuentros con hermanos de otros países y con nuestro pueblo, Fidel lanzó alertas del peligro que corren los humanos si no se desacelera la contaminación ambiental que ha incidido en el cambio climático.

Una de las prioridades del Comandante en Jefe durante todos estos años de Revolución se centró en la protección del medio ambiente, al visionar estratégicamente que los seres humanos eran una especie en riesgo, según sus propias palabras.

Recordando aquel año, durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro, su discurso fue contundente y se convirtió en un vocero para denunciar la destrucción del lugar donde habitamos.

“Los bosques desaparecen, los desiertos se extienden, miles de millones de toneladas de tierra fértil van a parar cada año al mar, indicó. Numerosas especies se extinguen. La presión poblacional y la pobreza conducen a esfuerzos desesperados para sobrevivir aún a costa de la naturaleza. No es posible culpar de esto a los países del Tercer Mundo, colonias ayer, naciones explotadas y saqueadas hoy por un orden económico mundial injusto”.

Sus reflexiones trascienden esta época. Especialmente cuando dijo que el mundo y la naturaleza podían salvarse. Y afirmó que era una apuesta por la inteligencia frente a la brutalidad y el salvajismo; una apuesta por la educación frente a los instintos; una apuesta a favor de la inteligencia humana.

Proteger la naturaleza y los recursos de la tierra a partir de un modelo de desarrollo sostenible era la principal premisa del líder histórico de la Revolución, quien propuso pagar la deuda ecológica y no la deuda externa, desaparecer el hambre y no el hombre, en palabras que retumban en cada rincón del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *