Bolondrón en la historia de la pelota vasca en Cuba

PEDRO BETANCOURT.- El poblado matancero de Bolondrón aparece recogido en la historia de la pelota vasca de nuestro país como el primer territorio, fuera de
la capital, que compitió en esta disciplina de procedencia francesa y
que tuvo una gran aceptación en la zona norte de España desde la
etapa colonial.

Sobre la práctica de esa actividad había leído hacía mucho tiempo lo
relacionado con la construcción de un frontón en aquel paraje,
cercano a Güira de Macurijes, hoy Pedro Betancourt, a fines del siglo
XIX.

Fundado entre los años de 1846 a 1860, el nombre de este territorio
reluce en 1881, cuando un grupo de jugadores, seguramente de
descendencia vasca, enfrentan a otro de La Habana, invitado por la
sociedad denominada El Juego de Pelota, integrada por vascos, navarros y
franceses, que tenía sus oficinas en la calle Obrapia # 1.

En el libro La pelota vasca en Cuba, excelente recopilación de los
hechos más notables de esa disciplina, su autor, el Candidato a Doctor
en Ciencias Antonio Méndez Muñiz, detalla: “el 23 de octubre de 1881 
esa sociedad organizó juegos en un terreno que poseía en el Vedado, en 
un lugar que debió estar entre las actuales calles 5, 13, C y F. Para 
la ocasión se anunció un gran partido á largo, á remonte, a diez 
juegos, con guante corto y pelotas de 3 ½ y 4 onzas de peso, a 
elección de los jugadores… Por el Habana competirían con boinas 
rojas, José Larrechea, Alfredo Mococaín y los hermanos Santos y León 
Barberena; mientras que la representación de Bolondrón, con birretes 
azules, tenía a los hermanos Agustín y Santos Vertiz, Vicente Alzueta 
y Juan Cruz Oteiza.”

El encuentro, según la publicación, contó con la presencia del
Capitán General de la Isla en el palco presidencial, engalanado con
las banderas de España y Francia. Una  banda musical amenizó la
fiesta, tocando aires nacionales y provinciales.

Todo parece indicar que el nivel de los dos equipos era muy parejo, ya
que al final de la jornada quedaron empatados a nueve éxitos cada
uno.

Este enfrentamiento entre pelotaris de la capital y Bolondrón tiene un
gran significado histórico, ya que es  la primera actividad deportiva
de la provincia de Matanzas que se registra a nivel nacional luego
del béisbol, ya  conocido desde mediados del propio siglo XIX.

Hasta ese momento no había noticias en el mencionado poblado de
juegos del que es hoy nuestro deporte nacional, por lo que esa
modalidad de pelota vasca (con guante corto), que jugaron aquellos
bolondronenses el 23 de octubre de 1881, en La Habana, pudiera
considerarse la primera práctica deportiva del territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *