Ozono para la vida

Reconocida como escudo de la vida, sombrilla natural de la Tierra, la capa de ozono es esa franja de gas de 10 a 20 kilómetros de espesor que protege a nuestro planeta de las radiaciones ultravioletas del Sol.

Pero la presencia en la atmósfera de sustancias como los CFC y HCFC, utilizados como refrigerantes, en spy aerosoles, así como en abonos para cultivos agrícolas, entre otros fines, llevaron al debilitamiento de la capa de ozono para poner en riesgo la salud y existencia de quienes habitamos este Planeta Azul.

Para frenar ese deterioro se estableció el 16 de septiembre como Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono, una jornada para reflexionar y unir voluntades en favor de la conservación del escudo natural de la Tierra.

Cuba como país signatario de pactos dirigidos a esos propósitos como la Convención de Viena y el Protocolo de Montreal, tiene entre sus prioridades la implementación del programa de tareas que promueve la Oficina Técnica del Ozono para proteger la capa de ozono.

De cómo se ha trabajado en Matanzas, Froilán Dueñas, especialista medioambiental, comentó.
“Matanzas trabaja en la preparación del decenio 2021-2030, en el cual se deben eliminar todas las sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO), es decir el 2030 es la meta final y no solo para esta provincia, es para toda Cuba.

“Paralelamente a esa preparación llevamos adelante lo que se ha dado en llamar la Línea Base, donde se recoge el inventario nacional con que hoy se obra en centros del sector estatal y cooperativo para contabilizar todos los equipos de clima y de refrigeración que exiten en los municipios».

Acciones a la que se suma la reconversión de las SAO y su empleo adecuado.

“Los gases que se extraen de los equipos porque debilitan el ozono se envían a la fábrica de cemento de Sancti Spíritus por su utilidad en el proceso de producción de ese material de construcción”.

A partir del inventario provincial y el diseño de la estrategia nacional, se realiza también la preparación de los técnicos que laboran en el proceso.

“Ya se está hablando, incluso existen provincias cubanas donde se aplica la norma de que los técnicos que no posean el certificado de adiestramiento no pueden ser contratados.

“En este sentido se ha generado un buen ambiente porque muchos trabajadores por cuenta propia se nos han acercado para recibir la instrucción y certificación de la actividad”.

Pero la ausencia de aulas o talleres especializados en Matanzas para llevar a cabo esa capacitación tiene hoy una doble limitante por las medidas que debemos cumplir para evitar la propagación del Sars- CoV-2.

“Tenemos que depender de los profesores de universidades o técnicos de otras provincias, en este caso las más cercanas a Matanzas, para el momento en que la situación epidemiológica del país lo permita ofrecer la preparación en los lugares seleccionados porque tienen que contar con equipamiento ideal para el desarrollo de las prácticas.

“Hemos pensado en unidades de Varadero y entidades de la Zona Industrial de la urbe matancera que han sido reconstruidos con esa tecnología, pero todo eso, como muchas otras han quedado paralizadas temporalmente a causa de la Covid-19. Este año la pandemia nos ha hecho retroceder bastante en el programa”.

Retrocesos necesarios que nos imponen retos para hacer realidad el lema de este 2020O: Ozono para la vida, 35 años de protección de la capa de ozono.

Un comentario

  • Juan Carlos Subiaut Suárez

    Juan Carlos Subiaut Suárez
    En 1994 la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 16 de septiembre Día internacional de la preservación de la capa de ozono. Aunque las medidas tomadas han dado resultados alentadores, continúa latente el riesgo de nuevos eventos negativos. Nuestro Hotel Blau Varadero ha sido estricto cumplidor de las normativas y regulaciones en cuanto al uso y explotación de los gases refrigerantes, limitando y eliminando de su actividad aquellos agotadores o con capacidad de destrucción de la capa de ozono e incluso, los que aportan al efecto invernadero o de calentamiento global; utilizando HFC o gases refrigerantes definitivos, sin cloro y con átomos de hidrógeno, por lo cual no tienen potencial destructor del ozono (ODP) y muy bajo efecto invernadero (GWP) y en exclusiva, refrigerantes ecológicos . En 2017, confeccionó toda la documentación para optar por la distinción «Libre de SAO» y fue inspeccionado por los especialistas de la OTOZ. Finalmente, por la Resolución CITMA 243/2017, se nos otorgó el Reconocimiento de Entidad “Libre de Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *