Muestra la provincia uso más racional de la electricidad (+audio)

Matanzas comenzó el mes de marzo en curso tras cumplir los planes de energía asignados a la provincia para enero y febrero, con un ahorro de unas cinco mil 525 toneladas de diésel dejadas de utilizar en la generación de electricidad.

Los indicadores de consumo energético, comentó José Luis Doblado Gil, funcionario del Gobierno provincial que atiende los temas energéticos, muestran un uso más racional de la electricidad en los sectores estatal, residencial y residencial privado.

“En el mes de enero último, de un plan de 114.2 Gw/h (giga watt-hora), en la provincia se consumieron 100.4, con un ahorro de 13.8. Febrero también concluyó con resultados favorables ya que de un plan de 106.9 Gw/h, se consumieron 99.6”.

“Aun cuando este período fue favorecido por el clima en los días invernales que vivimos, se aprecia un mayor respeto por la política de ahorro establecida para las entidades estatales”.

La generación de electricidad en los horarios «pico» del día y de la noche es otro de los indicadores que se evalúan con intencionalidad, ya que es mucho más costosa para el país porque para ello se utiliza el diésel, combustible que Cuba importa teniendo en cuenta los precios del mercado y las acciones de los Estados Unidos para que no llegue el hidrocarburo a la Isla.

“Cumplimos con lo planificado para esas etapas del día, no obstante tenemos que mantenernos alertas porque, sobre todo en el «pico» de la noche, es donde más se consume en el sector residencial, que en Matanzas llega a la cifra de 286 mil clientes.

 “Como se aproximan los meses en que aumenta la temperatura atmosférica y utilizamos con mayor frecuencia los equipos de climatización y  refrigeración que tenemos en el hogar, la tarea es velar por el ahorro de electricidad que nos lleva directamente al financiero-doméstico, pues con el incremento de la tarifa eléctrica el monto a pagar crece considerablemente”.

En todo este proceso los Consejos Energéticos provincial y municipales tienen un rol determinante al mantener la vigilancia y controles diarios del consumo estatal fundamentalmente, precisó el funcionario del Gobierno provincial de Matanzas.

“Aquí se incluyen los 264 centros alto consumidores a los que los especialistas de la Oficina Nacional para el Uso Racional de la Energía (ONURE) le dan un seguimiento directo”.

A este empeño de disminuir los niveles de consumo de la electricidad que se genera con hidrocarburos, sin renunciar al confort en los hogares y entidades estatales, se suma la voluntad del Estado Cubano de avanzar en el cambio de la matriz energética hacia las fuentes renovables de energía.

De ese proceso que lleva al ahorro de los recursos financieros que el país invierte en la obtención de combustible fósil en el mercado internacional y a la disminución de los niveles de contaminación atmosférica que se produce con la quema de petróleo, José Luis Doblado Gil, funcionario del Gobierno provincial que atiende los temas energéticos, explicó la estrategia a desarrollar en estos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *