Primeras informaciones deportivas en la Cuba colonial

Los periódicos existentes en Cuba en los finales del siglo XVIII y
hasta más allá de la mitad del XIX daban poca importancia al deporte
y sólo publicaban notas sueltas sobre esta actividad. No es hasta la
alborada del siglo XX que comienzan los primeros trabajos, dedicados
principalmente al jai–alai, deporte de procedencia vasca, y al
campeonato profesional cubano de béisbol.
Por estas razones, muchos estudiosos del tema dan relevancia a la
crónica publicada con lujo de detalles por La Aurora del Yumurí el
29 de diciembre de 1874 con el título Un juego de pelota y ampliado
bajo la firma de Henry en el periódico El Artista, de la capital, el
31 del propio mes, relacionada con el legendario juego desarrollado
en los terrenos del Palmar de Junco, dos días antes, entre un
equipo de La Habana y otro de Matanzas.
La señalan como la primera crónica del país, de Latinoamérica y
segunda del mundo, sólo antecedida por Estados Unidos, creador de
este deporte. Este escrito tiene también el hecho histórico de contar con
el primer box score editado en la prensa cubana.
Luego de la aparición en 1790 del Papel Periódico de La Havana,
considerada la publicación fundamental de la prensa cubana, comienza
desde los primeros años del siglo XIX en la capital una etapa de auge
periodístico, caracterizada por la aparición de publicaciones de
diversos  tipos: políticas y literarias, científicas y técnicas,
económicas y mercantiles, humorísticas y satíricas.
En ese período también surgieron publicaciones periódicas en las ciudades
de más amplio desarrollo social.
Ya en 1822 la ciudad yumurina contaba con Semanario de Matanzas y
en 1828 surge uno de los más importantes periódicos del siglo XIX en
Cuba, La Aurora de Matanzas, que se  llamó sucesivamente Aurora de
Matanzas, La Aurora, La Aurora de Matanzas nuevamente y Aurora
del Yumurí, nombre definitivo que adoptó al fusionarse el 1ro. de agosto
de 1857 con el Yumurí, según aparece en los documentos de la historia
de la prensa colonial cubana.
A pocos años de su fundación, el periódico La Aurora de Matanzas
agregaba a sus temas económicos, políticos, sociales y culturales las
primeras informaciones relacionadas con el incipiente deporte de
entonces.
De esos caudales de notas, avisos, anuncios y reseñas deportivas, la
mayoría relacionados con el béisbol, aparecidos en nuestro más
importante periódico del siglo XIX, algunos toman preferencia por ser
primicias.
En la lejana fecha del 25 de marzo de 1847 se publica en primera
plana un parte oficial del Gobernador provincial de apellido
Falguera, luego de la solicitud del alcalde, en aquel momento Joaquín
Vigil de Quiñones, sobre la prohibición del juego de pelota en las
calles de la ciudad de Matanzas.
El texto señala: “Habiéndome manifestado el señor Alcalde Presidente 
de la Junta Municipal que ha tenido varios partes del encargado de la 
administración de alumbrado público sobre roturas de faroles por el 
juego de pelota, de que se ocupan en los días festivos algunos 
individuos blancos y de color, he resuelto prohibir se juegue a la 
pelota en las calles y demás puntos de tránsito público, bajo la pena 
de perderla, y si hubiere causado daño a los faroles, se pague 
irremisiblemente por el culpado…”
El 1ro. de mayo de 1865 aparecen críticas en el periódico sobre
encuentros beisboleros en las calles de Matanzas y el 2 de enero de
1866, el diario censura la práctica del béisbol en los llamados
pitenes o cuatro esquinas, entre jóvenes.
La información más antigua en Cuba sobre un encuentro de béisbol
aparece publicada el 3 de septiembre de 1867 en La Aurora. Se refiere
al encuentro entre jóvenes trabajadores del comercio de La Habana ante
un equipo de estadounidenses residentes en Matanzas y que se efectuó
en el Palmar de Junco. La información que fue divulgada en la sección
“Gacetillas”, expresa textualmente:
Competencia—Ayer llegaron a nuestra ciudad varios jóvenes del comercio 
habanero, socios de un juego de pelota establecido en la capital.
Dichos individuos jugaron por la tarde un partido con los aficionados 
norteamericanos que tienen establecido su club en el Palmar de Junco
según nos informan quedó el partido tabla, debiendo resolverse en otra 
ocasión próxima.
Entre los días del 2 al 4 de febrero de 1872 tiene lugar en los
terrenos del Palmar de Junco, la Feria Exposición Canaria dedicada a
la Virgen de la Candelaria en la que se mostraron los avances
agrícola, industrial y comercial  de Matanzas y a la que asistieron
ciudadanos españoles, principalmente de las Islas Canarias, residentes
en  otras provincias.
No faltaron en la actividad las competencias deportivas de lucha canaria,
en las que se aplicó por primera vez en el mundo un reglamento profesional,
tiro entre regimientos militares en varias modalidades y el tiro a la paloma,
programas reflejados en La Aurora del Yumurí.
Por la forma detallada de cada evento, en los días señalados, no muy
usual en aquella época, se consideran estos escritos entre las
primeras reseñas deportivas publicadas en Cuba.
La Aurora del Yumurí pública en los posteriores 25 años una
amplia cobertura deportiva insertada en sus más de 40 secciones
especializadas.
A los propósitos de sus fundadores de brindar informaciones
económicas, mercantiles, políticas, sociales y literarias, el llamado
por Pedro José Guiteras «El príncipe de los periódicos cubanos del 
siglo XIX», aportaba, quizás sin proponérselo, documentos que hoy son
de gran importancia para la historiografía deportiva de la nación.

Bibliografía consultada:
Prensa colonial cubana, La Aurora del Yumurí,  Biblioteca Nacional.
Orígenes del béisbol cubano. El Palmar de Junco, Alfredo Santana.
Editorial Científico-Técnico, 2013.
Matanzas, notas históricas y el deporte de la pelota. José M. Cuétara
Vila. Impresos Girón, 1973.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *