Nuevos equipamientos en Matanzas para proyecto de eficiencia energética (+audio)

La vigilancia y control del uso racional de los portadores energéticos precisa de instrumentos y equipos que permitan la medición real del consumo.

Ing. José Antonio Dean Baselo, especialista principal del Grupo de Normalización y Evaluación Energética de la ONURE en Matanzas

Ing. José Antonio Dean Baselo, especialista principal del Grupo de Normalización y Evaluación Energética de la ONURE en Matanzas

Para ello llegó un módulo a los especialistas de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE) de Matanzas  que al decir de José  Antonio Dean Baselo, especialista principal del Grupo de Normalización y Evaluación Energética de la entidad en la provincia, les lleva a realizar un trabajo más profesional.

«Además de la medición en el momento del estudio, cada valor tomado de los parámetros energéticos, se puede emplear en el diseño de planes de consumo para las entidades y evaluación del estado físico de calderas, cámaras de refrigeración, motores, equipos de climatización y demás».
Con este módulo que llega a través del Proyeto de Eficiencia Energética y Conservación de la Energía en Cuba alcanzan el propósito de ahorro de energía que se obtiene fundamentalmente de los hidrocarburos que el país importa bajo las difíciles condiciones que el bloqueo estadounidense le impone a la Isla y a las naciones productoras de petróleo interesadas en comercializar con la mayor de las Antillas.

Un comentario

  • Juan Carlos Subiaut Suárez

    Muchas felicidades a mis colegas del Grupo de Normalización y Evaluación Energética de la ONURE en Matanzas. La instrumentación recibida permitirá ampliar el espectro de investigaciones e inspecciones realizadas en las entidades y ejecutar acciones sinérgicas con los especialistas de las instituciones de la producción y los servicios en aras de la optimización de los mecanismos y acciones tendientes al ahorro de energía. Bastaría un solo ejemplo, los estudios de acomodos de carga, (muy exigidos por todas las instancias, dada su importancia de cara al balance de la demanda horaria de generación, pero muy poco comprendidos) que conllevan una complejidad técnica y tecnológica en la realización, incluida las mediciones con instrumentación sofisticada, no disponible en la mayoría de las instituciones a las cuales se exige.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *