Ansiosos por volver a las aulas…

Desde mi primer contacto con lápices, libretas, los timbres y matutinos, esperaba con ansias esa fecha. Aún a mi corta edad sabía que el 4 de abril tendríamos fiesta, música y dulces en la escuela, cumplía años la Organización de Pioneros José Martí…

Era yo una Moncadista ejemplar, siempre dispuesta y aunque prefería el color azul, anhelaba ya tener mi pañoleta roja para formar parte de algo más grande, quería ser una pionera José Martí.

Recuerdo como si fuera hoy el cambio de pañoleta, aquella formación en V, V de victoria, V como el 5 de los números romanos, porque nuestros 5 gladiadores aún no regresaban, V de la palabra VOLVERÁN que tantas veces dijimos convencidos de que así sería.

El acto inició a las 11:00 de la mañana, ahí estaba yo, con un yeso en la pierna derecha y las muletas para sostenerme, no podía perder de ningún modo el momento que esperaba hacía tanto tiempo.

Tras oír «Pioneros por el Comunismo» gritamos el «Seremos como el Ché» más fuerte que he escuchado, como si aquella pañoleta roja nos hubiera dotado de un super poder.

La generación de la niña que fui sentía emoción por las distinciones, por ganar un destacado cada mes en la asamblea del aula, por las banderitas de papel que agitábamos de un lado a otro en los desfiles.

Príncipes enanos con plena confianza en conquistar el futuro, parte de una organización con el nombre del poeta soñador que cultivó la rosa blanca.

Hoy los pioneros celebrarán la fecha desde sus casas. Ansiosos por volver a las aulas y hacer del 4 de abril una fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *