Clínica Veterinaria Matanzas, un espacio de amor y protección (+ Fotos)

En Cuba desde hace algunos años muchos eran los reclamos en torno a la aprobación de leyes que protegieran el cuidado responsable de los animales, pues desafortunadamente existen personas inescrupulosas que ponen en riesgo la salud y hasta la vida de perros, gatos, caballos y cualquier otro animal que forman parte de la convivencia establecida con los humanos.

La aprobación en fechas recientes del Decreto-Ley 31-2021 De Bienestar Animal, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba (GOC 2021-332-EX25), constituye un paso de avance hacia la implementación de conductas responsables en beneficio de la salud animal.

En el país existen centros especializados para su atención y entre ellos, la Clínica Veterinaria de Matanzas -ubicada en la barriada de La Playa, en la cabecera provincial-, destacada por la dedicación de su personal y donde el amor supera cualquier dificultad.

Fundada el 31 de mayo de 1991, la institución constituye la única en el territorio autorizada para la emisión de certificados veterinarios de exportación, lo cual reconoce la seriedad del quehacer que se ejecuta en ella, pues son muchas las personas que solicitan los documentos pertinentes para el traslado de su mascota hacia otro país.

Raciel Albelo González, especialista principal, explica que a casi tres décadas de creada la instalación representa un lugar imprescindible para la atención a animales afectivos y de reproducción y cría, ya que el prestigio adquirido hasta la fecha evidencia la dedicación de su personal.

0531-clínica-veterinaria1.jpg

El Decreto-Ley 31-2021 resulta un hecho trascendental, aunque si bien es cierto que de a poco se ha ganado en cultura sobre el cuidado animal, persisten conductas reprochables que se manifiestan en acciones de sobrexplotación por trabajos forzosos o prolongados, dígase por ejemplo del accionar de muchos cocheros en la ciudad cabecera yumurina.

Esos actos forman parte de una larga cadena que se extiende hacia otros aspectos de la vida, por ello una de las tareas fundamentales de la clínica radica en el fomento de buenas prácticas mediante talleres, los cuales necesitan del apoyo de todos para que los mensajes lleguen a un número mayor de población, señala Albelo González.

0531-clínica-veterinaria2.jpg

Ante el deterioro marcado en el inmueble por los años de labor ininterrumpida, actualmente se encuentra cerrado desde el 31 de marzo último por no cumplir con las condiciones higiénico-sanitarias establecidas por Salud Pública en Matanzas y aunque se espera que próximamente retome su quehacer cotidiano tras la recuperación de un local aledaño, Yusleydis Abreu Reina, doctora veterinaria del centro, plantea que esta situación perjudica gravemente a las decenas de personas que a diario solicitan sus servicios.

0531-clínica-veterinaria3.jpg

La especialista confía en que muy pronto la Clínica Veterinaria de Matanzas exhiba nuevamente puertas abiertas a todos aquellos que defienden y protegen los animales con el objetivo de mantener el legado de un centro en el que existe un espacio para el amor y la protección animal.

  • Ángel Darián Santa Cruz | Fotos: del autor/ ACN

Un comentario

  • Germán Suárez Medina

    Es una institución que ojalá mejore y que necesita MUCHISIMO APOYO. Son profesionales con conocimientos y sensibilidad. Un saludo a todos los que allá trabajan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *