Transformación digital en Matanzas: de la ciudadanía al turismo

La posibilidad de pagar una factura sin salir de casa o de acceder a múltiples servicios en tiempo real ya no son lujos sino necesidades, y bien lo sabe el equipo del Parque Científico Tecnológico de Matanzas (PCTM), el primero de Cuba, y abanderado en el despliegue de nuevas tecnologías.

Entre sus múltiples tareas destacan dos por su enorme alcance en la sociedad y la economía: Bienestar, el proyecto de gobierno electrónico, y Varadero: ciudad digital, este último para la transformación de ese destino turístico en un entorno inteligente.

A dos años de su creación, la Sociedad Mercantil Parque Científico con sede en la Universidad de Matanzas (UM), desempeña un papel fundamental en el esfuerzo desarrollado en la Isla caribeña para reducir la brecha entre el gobierno, las diferentes entidades y la ciudadanía.

Tecnología para empoderar

Bienestar surgió como experiencia piloto para implementar, de manera organizada, controlada y escalonada, las diferentes plataformas de integración de prestaciones y de trámites a la población.

Resulta una vía en favor de optimizar los servicios públicos, reducir los plazos en la atención a la población, digitalizar la gestión de trámites y acceder en tiempo real a la información que necesitan los usuarios.

En la actualidad 26 trámites se encuentran computarizados y pueden efectuarse online a través de las páginas web institucionales, entre ellos los del Ministerio de Justicia (certificados de nacimiento, antecedentes penales, ficha única del ciudadano y otros), las oficinas del Registro Central Comercial, y de matrículas en la UM.

Según la joven Adaris Rodríguez Novo, jefa del centro de despliegue de aplicaciones de gobierno electrónico en la empresa Xetid, una de las entidades accionistas del PCTM, se aprecia la evolución de Bienestar, que desde sus inicios favoreció la informatización de trámites de atención a la ciudadanía y planteamientos a los delegados del Poder Popular.

Gracias al esfuerzo de todos los organismos implicados, para el próximo año nuevas gestiones relacionadas con acueducto y alcantarillado como la limpieza de fosas y acometidas de agua, podrán solicitarse online en Matanzas, y cerrar el ciclo con el pago a través de las pasarelas EnZona y Transfermóvil.

Otras gestiones ya se encuentran listas para su despliegue en el territorio, a partir del trimestre venidero, como la solicitud de agente de comunicaciones de la empresa Etecsa, turnos médicos en los hospitales, y legalización de viviendas, de acuerdo con Adaris Rodríguez Novo.

El sistema no es perfecto, y las limitaciones en materia de infraestructura impiden avanzar a la velocidad deseada, pero cada vez existe mayor demanda; la transparencia de los procesos que permite al usuario darle seguimiento a su petición es un punto a favor, refiere la también ingeniera informática.

De igual modo, se trabaja para permitir que los clientes puedan efectuar online, lo antes posible, otras tramitaciones afines a la labor del Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo (Inotu), primero en la cabecera provincial y el municipio de Limonar antes de extenderse a otras localidades.

A decir de Frank Santos Pérez, vicepresidente del Parque Científico Tecnológico de Matanzas, hay todo un equipo multidisciplinario de asesores, integrado por profesores de la academia, para medir el impacto de Bienestar y otros proyectos en la sociedad, a partir de una sugerencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República.

Todavía no tenemos una herramienta lista, pero se trabaja fuerte porque estamos convocados por la máxima dirección del país a evaluar, entre otros aspectos, el tiempo de respuesta a los planteamientos del pueblo, y la solución de quejas, señala.

Hacia una cultura digital

Fernanda Pérez Gordillo y Mariangela Rufín Cao cursan el segundo año de la carrera Gestión Sociocultural para el Desarrollo en la Universidad de Matanzas y también cumplen un rol decisivo fuera del centro educativo al capacitar a la población en el uso de tecnologías como parte del proyecto Varadero: ciudad digital.

Estudiantes y profesores protagonizan la noble tarea de compartir sus conocimientos con pobladores del mayor polo de sol y playa de Cuba y de las localidades de Santa Marta, Boca de Camarioca, útiles a la hora de acceder al comercio electrónico, entre otras facilidades.

A veces a la hora que podemos ir las personas están ocupadas en el hogar, pero en general nos brindan una buena acogida; donde hay jóvenes fue todo más sencillo, pero también encontramos individuos de mayor edad muy interesados en aprender, a pesar de costarles un poco más de esfuerzo, cuenta Fernanda.

Les explicamos cómo acceder a diferentes webs, el pago a través de Transfermóvil y EnZona, que permiten realizar muchos procesos con agilidad, de forma segura, y sin necesidad de acudir a los lugares, lo cual evita las colas, destaca.

Su trabajo incluye un levantamiento en el cual se recogen las necesidades de la población en materia de tecnología, porque no todos tienen los dispositivos adecuados, ni la posibilidad de acceder a datos móviles o al servicio Nauta Hogar.

Mariangela alega que, al vivir en Varadero, sintió especial motivación hacia el proyecto por considerarlo una oportunidad de transformar su comunidad, y una manera de lograr mayor identificación con su perfil profesional.

Es gratificante el trabajo con los ancianos, porque en varios casos ven en nosotros un interés por instruirlos en el uso de las nuevas tecnologías que ni siquiera les muestra su propia familia; no importa la edad cuando existe voluntad de aprender, asegura.

Personas de varios grupos etarios también acuden a la propia sede del Parque para realizar operaciones bancarias, financieras y de toda clase gracias a la primera Estación de Autoservicios Digitales creada en Matanzas, la segunda del país, donde puede recibir asistencia especializada.

A decir de Kenia Viera Pacheco, jefa de Varadero: ciudad digital, mejorar la calidad de vida de los residentes es uno de sus impactos esperados, por eso otras estaciones similares se crearán próximamente en Boca de Camarioca, Santa Marta y el balneario.

La meta es, de cara al año 2025, transformar la Península de Hicacos en un destino turístico inteligente que emplee tecnologías de la información y las comunicaciones para recopilar y analizar datos en tiempo real.

El Parque, en esta etapa, ofrece acompañamiento a 252 entidades en su transformación digital, de diversos ámbitos desde el turismo hasta la administración pública, a partir de aportes concretos como el empleo de un Sistema Integral de Gestión para el Uso Racional de Energía (Sigure).

En breve estará disponible la plataforma Gestur, creada por el Parque y la mipyme Innova, una forma de que los turistas puedan acceder a las diferentes ofertas disponibles en el polo (desde restaurantes hasta datos meteorológicos), a partir de información en tiempo real en una página web, que se encuentra en fase de prueba y cuyo despliegue es inminente, adelanta Viera Pacheco.

El año 2023 debe ser el periodo en que se pueda visibilizar mucho más el proyecto en el balneario, también en lo relativo a la utilización de fuentes renovables de energía, con paneles solares y puntos de recarga rápida de vehículos eléctricos, apunta.

Cambiar las mentes tal vez sea el paso más decisivo en favor de convertir la interacción con el ecosistema digital en parte de la vida cotidiana, pero también para preparar a ciudadanos capaces de aprovechar con responsabilidad las infinitas posibilidades que la ciencia ofrece.

*ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

Mostrar Botones
Ocultar Botones