21 de abril de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Joven y artista: Los viajes infinitos de Adrián Gómez Sancho

La galería Pedro Esquerré, de la ciudad de Matanzas, acogió recientemente la muestra Universos. El gran viaje, de Adrián Gómez Sancho. La exposición volvió a llamar la atención sobre la obra de un joven creador que ha ganado un lugar en el panorama de las artes… en una ciudad de muchos y muy buenos artistas. Lo entrevistamos para nuestra serie sobre la creación de los jóvenes cubanos.                             

Los viajes infinitos de Adrián Gómez SanchoLa galería Pedro Esquerré, de la ciudad de Matanzas, acogió recientemente la muestra Universos. El gran viaje, de Adrián Gómez Sancho. La exposición volvió a llamar la atención sobre la obra de un joven creador que ha ganado un lugar en el panorama de las artes… en una ciudad de muchos y muy buenos artistas. Lo entrevistamos para nuestra serie sobre la creación de los jóvenes cubanos.

—¿Qué viajes se pueden realizar desde el arte?

—Es casi impredecible. Asumo que pueden ser infinitos. Como artista uno se puede proponer múltiples viajes traspolados a circunstancias. Con la participación constante en diferentes eventos se emprende el camino: artístico, raigal, humano. Todo está relacionado de alguna manera u otra: el arte nos abre puertas a otra dimensión.

—¿Cómo influye en tu creación la insularidad, vivir cerca del mar, rodeado por el mar?

—Me siento pleno. Me gusta sentir que puedo crear mi obra en mi propio país y que además la puedo exhibir en otros espacios fuera de Cuba. Es cierto que existen dificultades para hacer arte. Que no contemos con todo lo necesario para el desarrollo de una obra artística a veces nos obliga a experimentar a innovar. Es una de las tantas realidades del artista cubano.

«El aire puro de esta isla puede encerrar la nostalgia de un tiempo que ya no regresará: el tiempo los artistas de los 80 y 90, por ejemplo. Creo que ellos vivían para pintar, a pesar de la circunstancias; hoy lastimosamente se pinta para vivir… pero qué bueno que se pueda vivir desde el oficio, desde lo estudiado… a veces con más, otras con menos.

«El desarrollo del mercado del arte en esta ciudad se relaciona mucho con el turismo. Es inevitable pensar que el mercadillo de ferias artesanales no colabora con la creación más seria. Aunque estar situados cerca del polo turístico por excelencia —dígase Varadero— no resulta vital para algunos de nosotros.

«Pero saber que existieron grandes artistas que pertenecieron a las primeras vanguardias y que construyeron obras cumbres dentro de la isla contribuye a afianzar mi compromiso, mi devoción y respeto hacia el arte. Es reconocer que aquí también se hace arte y del bueno. La voluntad se crece ante cada proyecto.

«Diría Virgilio Piñera: «la maldita circunstancia del agua por todas partes»… pero lo cierto es que yo no podría dejar de pintar, de crear… aquí o en la otra orilla».

—¿Cómo asumes eso que llaman ‘el compromiso social del arte’?

—El público, que es la sociedad, es el gran crítico o evaluador de arte, mi compromiso se vuelca en él. Al público se le debe respeto y el mejor arte. Asumo ese compromiso con mucha dedicación, desde el inicio de cada obra.
«En cada una de mis muestras se propone un diálogo con el espectador. Mi trabajo en ocasiones va hacia lo social, desde la poética, con indagaciones sobre la figura humana y la del animal como personaje casi estructural de la pieza, partiendo del simbolismo.

«En la XIII Bienal de la Habana 2019, con subsede en Matanzas, se pudo ver el contacto directo de mi obra con el público. Eran notables el conocimiento y el respeto de los que se acercaron a mi obra Virgen que llegas por aguas. Esa instalación marcó una pauta en mi carrera y al mismo tiempo impactó a muchas personas que lograron alcanzar una de las 326 virgencitas que fueron obsequiadas durante el proceso performatico.

«De experiencias como esa parte el compromiso artístico con la sociedad. Y es recíproco, pues muchos deciden pertenecer a mi mundo de alguna manera, y ser parte de momentos de mi vida como artista».

—¿Cuál en todo caso debería ser el principal compromiso o la principal responsabilidad del artista?

—Primeramente lograr una estabilidad general con uno mismo, a partir del propio trabajo. Eso conlleva a una responsabilidad diaria. Después vendrá la plenitud y el compromiso con la obra, con el arte. En mi caso muy particular creo en mi tiempo, por lo menos el que me ha tocado vivir… No me abstraigo de la realidad, y a veces se impone. Pero trato de ofrecerme a la obra y entregar cuerpo y alma al lienzo o cualquier otro soporte, siempre con la tremendisima responsabilidad de saber que se hace de verdad, sin filtros, con total libertad.

«Asumir ese compromiso influye mucho en el propio desarrollo de la obra… y también por supuesto, es parte del sustento de mi familia, que es imprescindible.

«La responsabilidad y el compromiso lo creamos; no nace con nosotros».

—¿Qué articuló esta reciente exposición? ¿Cuál fue su columna vertebral?

—Esta muestra fue el resultado de un trabajo a largo plazo que me llevó desde el año 2020 hasta su inauguración el 2 de febrero del 2023. Casi dos años en pura creación, una fase experimental en nuevas técnicas que fueron insertándose en la marcada iconografia que distingue hoy a mi obra.

«Referirme a la hermandad o la amistad con Tony Ávila es desbocarme hacia lo auténtico. Ese negro desborda un sinfín de emociones… Decidió que mi trabajo apareciera en la portada e interior de su próximo disco y que más podía pedir yo cuando se trata de este gran amigo. La idea era ilustrar su nuevo CD, Universos, bajo el sello discográfico Bis Music. Yo pretendía solo recrear portada y contraportada pero lo que me transmitía cada tema, cada encuentro era más fuerte y no podía darme el lujo de perderme lo que eso me podía provocar. Entonces emprendí ese viaje de realizar una obra por cada tema.

«Realmente es un gran proyecto. No solo se queda en el disco ni en la muestra pictórica, también hace parte a las Ediciones Vigía, la cual gentilmente colabora en la confección de un pergamino con el tema «Cubas», además de un cancionero que recoge algunos de los temas de Tony y que próximamente estará viendo la luz.

«El concierto, los artistas visuales invitados a la muestra —Adilén Díaz y Erick González Triana—, los músicos… todos contribuyeron desde la amistad y el compromiso con Universos, el gran viaje».

Yuris Nórido/ Cubasí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *