Temporada ciclónica 2022, menos activa de lo previsto

La temporada ciclónica de 2022 en la cuenca del Atlántico tropical, que incluye también al golfo de México y el mar Caribe, resultó menos activa de lo previsto al formarse un total de 14 organismos ciclónicos con nombre (similar al promedio histórico de los últimos 30 años), cantidad inferior a lo vaticinado antes de su comienzo, por el reducido grupo de centros meteorológicos del mundo que emiten los llamados pronósticos estacionales.

Basados en la prevalencia de condiciones oceánicas y atmosféricas favorables a su desarrollo, la mayoría de los foráneos apuntaban a la ocurrencia de 18 a 20 tormentas tropicales, mientras el confeccionado por nuestro Instituto de Meteorología indicaba el surgimiento de 17.

Como precisa la doctora Miriam Teresita Llanes, jefa del Centro de Pronósticos de esa entidad, perteneciente a la Agencia de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), en ello influyó la inusual calma ciclónica predominante a lo largo del mes de agosto, donde por primera vez desde 1997 no se originó ninguno.

Según el criterio de los especialistas cubanos, entre los factores causantes de ese anómalo comportamiento figura la notable disminución de la humedad relativa, asociada a la influencia de una masa de aire con presencia de polvo proveniente del Sahara y las fuertes corrientes superiores en la troposfera alta, además del fortalecimiento de la influencia anticiclónica sobre el Atlántico tropical.

De las 14 tormentas tropicales registradas, ocho se convirtieron en huracanes, siendo Ian el más intenso que llegó a tener vientos máximos sostenidos en el orden de los 250 kilómetros por hora y una presión central de 936 hectopascal, muy próximo a la categoría máxima de 5 en la escala Saffir Simpson.

Lo más significativo para Cuba durante la temporada ciclónica, que concluyó este 30 de noviembre, está relacionado precisamente con la afectación del intenso huracán Ian a las provincias de la región occidental del país a finales del mes de septiembre, y las lluvias fuertes e intensas ocurridas en el occidente y centro del país, a inicios de junio, asociadas a la presencia de una baja tropical.

*Granma

Pinar del Río fue la más castigada por los vientos huracanados de Ian, reportándose una racha máxima de 218 kilómetros por hora en la estación meteorológica de San Juan y Martínez, junto a valores de lluvia que alcanzaron los 305 milímetros en el embalse San Juan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

Mostrar Botones
Ocultar Botones