Turismo en Matanzas: Calidad en alta

A Caridad Ibáñez Sánchez le queda poco en Varadero. En el 2023, sino cambia de opinión, se jubilará. “Ya tengo 59 años”, dice, mientras le saca brillo al piso del lobby bar del Royalton Hicacos, sin importale que una y otra vez se empañe con tanto pasa y  pasa.  “El que me conoce, lo sabe. Yo respeto mi trabajo para que nada  falle”.

“Son muy favorables los pronósticos de una excelente etapa invernal”, asegura la delegada del MINTUR en Matanzas. Fotos: Noryis

Su disposición es idéntica a la del cocinero Carlos Alberto Contreras, y la de muchos otros directivos y empleados del hotel a cargo de  Cubanacán  y la compañía canadiense Blue Diamond.

Con esa apuesta por lo óptimo se recibió en Matanzas la temporada invernal, período de noviembre a abril donde el país recepciona los mayores flujos de visitantes foráneos,  y también recibe sus principales ingresos por concepto de exportación de estos servicios.

A pesar del entusiasmo  por su llegada, la alza turística se hospeda en un contexto de marcadas restricciones. Si alguien lo sabe muy bien es Ivis Fernández Peña, delegada del Ministerio de Turismo MINTUR).

“Intensa resultó la preparación para asegurar resultados de calidad. El compromiso de lograrlo no es solo del MINTUR ni de su sistema empresarial, sino del resto de los sectores de la economía  que brindan servicios o son proveedores de productos elementales”.

“Yo respeto mi trabajo para que nada falle”, dice Caridad Ibáñez Sánchez.

Un punto a favor del desenvolvimiento esperado son los sistemas de chequeos establecidos para de manera inmediata dar respuesta a obstáculos que puedan impactar negativamente.

En esa perspectiva, estima Ivis, son muy favorables los pronósticos de una excelente etapa invernal, adelantada en el caso de Varadero con la celebración a inicios de este mes del 69 Campeonato Mundial de Coctelería, torneo dinamizador del incremento de turistas, tendencia mantenida hasta la fecha.

Cuando el día 15 comenzó oficialmente la alta turística, casi 14 mil vacacionistas internacionales habían dormido en balneario yumurino, consecuencia, precisa Ivis, del crecimiento de la plataforma aérea por el aeropuerto Juan Gualberto Gómez de Varadero, puerta número de uno entrada de viajeros al destino, y también por el capitalino José Martí, la otra terminal desde donde se arriba.

Trabajar para el turismo

Un peso esencial en los suministros hacia Varadero lo tiene la Agricultura.  A pesar de los problemas con los combustibles, la falta de energía o de fertilizantes, “nos toca  honrar los planes”, manifiesta Llildrey Torres Hernández, jefa de comercialización.

Desde el hotel Royalton Hicacos trabajadores como estos se empeñan en regalarle su mejor sonrisa a los visitantes.

“Aunque Fruta Selecta es el  balancista y rector del proceso de venta, participan otras nueve empresas, La Cuba y la agroindustrial Ceballos, de Ciego de Ávila, 35 formas productivas y 18 productores individuales,  responsables de buena parte  de la demanda”.

En una industria tan dependiente de otros para su existencia, no hay actores pequeños, menos si se trata de seguridad sanitaria.  El doctor Alexis Medel Avilés, director de la sucursal de Servicios Médicos Cubanos en la provincia, asegura que cuentan con los recursos y el  personal para evitar brotes de Covid, de dengue u otras alertas epidemiológicas implementadas por el Ministerio de Salud.

Medel anunció como novedad el funcionamiento de la brigada de VitalCuba en Matanzas, iniciativa  dirigida a fomentar un turismo médico basado en la calidad y en el bienestar.

La pretensión de hacer de la temporada de  alza turística un período memorable es un propósito conectado a la  gestión inteligente de los empleados, considera Jesús Lauzurique Suárez, delegado de Cubanacán en Varadero.  “Ellos merecen una atención integral, sin descuidar el más mínimo de los detalles”.

El parador fotográfico entre las novedades de esta temporada invernal. Foto: Tomada del Facebook de Cubatur

 

Con ello concuerda Mailén Alemañy, secretaria general del Sindicato Provincial de Trabajadores de la Hotelería y el Turismo. “En los últimos días se adoptaron decisiones para solucionar el problema del transporte obrero, y aún quedan pendiente asuntos relacionados con la inconformidad de los ingresos en los hoteles mixtos y los uniformes en no pocas instalaciones, por mencionar algunas preocupaciones.

Se adoptan medidas para evitar irregularidades con el transporte obrero, una de las insatisfacciones de los trabajadores del principal balneario cubano.

“A pesar de llegar a la temporada invernal con insatisfacciones como estas, nos anima la disposición de los colectivos laborales de entregarse al máximo en una etapa donde el turismo resulta indispensable para aportar la divisa necesita por el país. Con esa certeza el sindicato moviliza a los trabajadores, consciente de que la calidad también debe estar en alta”.

 

*Trabajadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

Mostrar Botones
Ocultar Botones