21 de abril de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Una risa por la paz

Desde hace varios años, el primer domingo del mes de mayo se celebra el Día Mundial de la Risa o World Laughter Day
Una risa por la paz
Una risa por la paz. Autor: Falco 

Por favor, ¡no empiecen a reírse y primero lean! Bueno, no importa, ríanse si quieren, a fin de cuentas, ese es el objetivo: una buena carcajada. Pero no nos ríamos por el mero hecho de emitir una risotada o por aquello de que el cubano se ríe de sus problemas: además de ser un cliché, ya me suena manido, masoquista y hasta oportunista en voz de aquellos que intentan tapar el sol con un dedo. Y si eso de reírnos de nuestras adversidades fuera cierto, nuestras vidas serían un completo relajo, pienso yo.

Hablo de reírnos porque según pude leer: «reír es considerada como una manifestación de alegría y bienestar que genera una reacción sicofisiológica o descarga emocional. La risa se localiza en la zona prefrontal de la corteza cerebral. Es el área más evolucionada del cerebro, ya que en ella se ubica la creatividad, la capacidad para pensar en el futuro y la moral».

También supe de primera mano que «uno de los grandes placeres de la vida es reír a carcajadas. La risa es considerada una expresión genuina de las distintas emociones humanas, asociadas a la alegría, la diversión y el humor».

Esta es la razón por la que, desde hace varios años, el primer domingo del mes de mayo se celebra el Día Mundial de la Risa o World Laughter Day.

Fue una iniciativa del doctor Madan Kataria, en el año 1998. Este galeno, oriundo de Mumbai (Bombai), la más grande ciudad de la India, también conocido como «el gurú de las risas», es el fundador del movimiento Yoga de la Risa, cuyo objetivo principal es promover la risa como emoción positiva para contribuir a la paz mundial.

Entonces, si se trata de risa, moral, paz y futuro: ¡Yo me apunto! Y mi primer paso en este día fue bien temprano cuando llegué a la panadería y me dijeron que solo había pan de 70 pesos y que ya habían recogido los carnés hasta donde alcanzaba en la cola. Entonces reí soberanamente y exclamé: ¡No importa, como pan otro día!

Mi amigo Juan acostumbra ir a Alamar cada domingo a ver a sus hijos. Desde que amaneció salió rumbo a la parada con una libreta de chistes en la mano. Según me comentó tenía escrito cerca de medio millar de cuentos, bromas, juegos de palabras y frases, de esas que ahora llamamos memes. Cuando pasé para la panadería lo vi aún en la parada rodeado de muchas personas que reían. Es posible que tenga que leer todo el contenido de su libreta varias veces antes de conseguir trasladarse de municipio, pero allí lo dejé repartiendo humor, en nombre de la paz.

No lo piense dos veces para reír en un día como hoy, y en todos los días. Trate de reír a conciencia, de manera inteligente, espontánea, no para evadir los problemas, ni aferrarnos a supuestas técnicas de escape sicológico. Hablo de reír en busca del equilibrio, de alejar la violencia, de anular diferencias y extremismos. Es un buen intento contra el oportunismo y la mentira, el desamor y en busca de la paz.

Celebremos el Día Mundial de la Risa riendo hasta más no poder y ya verás cómo aquellos que han hecho del mundo un triste paraje nos mirarán desconcertados.

JAPE/J

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *