El “silencio” de las placitas

María se dirige a su placita como todas las semanas. Desde finales de septiembre no encuentra en este sitio los productos agropecuarios que quisiera y justo en la esquina de su cuadra, a viva voz, un carretillero pregona sus ofertas. Sin embargo, María, como muchos matanceros, no puede pagar a sobreprecio el tomate, el plátano y el guaguí. Ella espera pacientemente que termine la especulación y el “silencio” de las placitas.

Leer más
1 2