Despaigne desapareció la pelota y llegó a cifras redondas en el béisbol japonés

Al bate, Despaigne contribuyó a que su equipo, Halcones de SoftBank, quedara solo en la cima de la Liga del Pacífico. Foto: Tomada del sitio oficial del béisbol japonés.
Al bate, Despaigne contribuyó a que su equipo, Halcones de SoftBank, quedara solo en la cima de la Liga del Pacífico. Foto: Tomada del sitio oficial del béisbol japonés.

Un jonronazo del slugger Alfredo Despaigne marcó la actuación cubana este lunes en la Liga Japonesa de Béisbol, le llevó a cifras redondas en su carrera y contribuyó a que su equipo, Halcones de SoftBank, quedara solo en la cima de la Liga del Pacífico.

El Caballo de los Caballos desapareció la pelota con un compañero a bordo y llegó a 10 en esta temporada, con 31 remolcadas. De paso, se reafirmó como el jugador latino que más jonrones ha conectado en la historia de ese béisbol, con un total de 180.

Con sus dos remolcadas, acumula ya 536 de por vida en Japón y es también líder entre los latinos que por allí han pasado.

En el partido, ganado 7-5 por su escuadra, también tuvo destaque el fenómeno pinareño Liván Moinelo al retirar a los tres rivales que enfrentó, uno de ellos por la vía del ponche, llegando a 22 juegos salvados en el año, todo un récord personal para él.

El dominante zurdo rebajó su promedio de limpias hasta 0.79 y ya tiene 76 ponches en apenas 45.2 episodios de labor, con foja de 1-1 y ocho hold points.

El matancero Yurisbel Gracial no pudo aportar esta vez a la ofensiva al fallar en tres oportunidades, dos de ellas por ponches. Su promedio al bate es ahora de 273, con siete cuadrangulares y 29 carreras empujadas.

Un total de 37 peloteros latinos están activos en este momento en la liga japonesa, 12 de ellos cubanos, un récord de presencia en una temporada para los de la mayor de Las Antillas.

Solo dos cubanos de los seis que forman parte del roster de los Dragones de Chunichi vieron acción en esta jornada en la derrota de su equipo a manos de los Tigres de Hanshin, con marcador de 7-1, hundiéndose más en el sótano de la tabla de posiciones de la Liga Central.

Dayán Viciedo, en su turno de cuarto bate, se fue de 4-2 con un remolque, y Ariel Martínez consiguió un sencillo en cuatro oportunidades.

El villaclareño, quien se desempeñó en la primera almohadilla, levantó su average hasta los 289 y llegó a 53 impulsadas, con lo que sigue firmando una buena temporada en la que ha despachado 12 jonrones y es octavo en el listado de los más altos promedios ofensivos de la liga, primero entre todos los latinos.

El matancero, desde su posición de jardinero izquierdo, también exhibe números excelentes, con un average de 287, ocho cuadrangulares y 20 carreras empujadas.

No salieron a la grama hoy los talentosos jóvenes Pedro Pablo Revilla y Guillermo García, quienes al parecer no han podido adaptarse aún a ese béisbol, al mostrar una pobre ofensiva en las oportunidades que han tenido.

El guantanamero, líder en jonrones de la pasada Serie Nacional, con 26, tuvo un debut de lujo al disparar un batazo de vuelta completa y un imparable, pero a partir de ahí no ha podido conectar con efectividad. En este momento tiene un promedio de 203 en 64 veces al bate, con apenas tres impulsadas, dos de ellas en su primer día como profesional.

El granmense solo ha podido pegar un sencillo en nueve turnos oficiales al bate, con cinco ponches.

Producto del marcador holgado, no hubo necesidad de llamar a la lomita al cerrador Raidel Martínez, envuelto en una temporada de ensueño en la que ha salvado 33 partidos (récord personal), en un conjunto que ha alcanzado 57 victorias.

El pinareño, considerado por muchos como el mejor pícher que pertenece a la Federación Cubana, ha lanzado 48.2 entradas en las que ha ponchado a 57 rivales. Su promedio de limpias (1.11) y su Whip (0.80) son impresionantes.

El otro serpentinero de la escuadra, Yariel Rodríguez, también está mostrando números excelentes, sobre todo por sus 37 hold points, un departamento en el cual es segundo de la liga.

Al camagüeyano, quien tiene balance de 5-2, apenas le han anotado 1.35 carreras limpias por juego completo de nueve entradas, y en 46.2 capítulos ha liquidado por la vía amarga a 52 contrarios, con un Whip de 0.92.

Otros cubanos que no salieron hoy a la grama de sus estadios fueron Adeiny Hechavarría (222 Ave, 2 Hr, 20 Ci) y Leonys Martín (163 Ave, 9 Hr, 25 Ci), ambos de los Marinos de Lotte, y Rangel Ravelo (138 Ave, 1 Hr, 2 Ci), de los Búfalos de Orix, todos de la Liga Central.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *