Informan resultados de la XIV Comprobación al Control Interno en Matanzas

“Hay que romper con la superficialidad. Aún no sabemos calar con profundidad en nuestras propias empresas y eso daña a la salud económica, al resultado, al objeto social”.

Lo anterior fue expresado por Susely Morfa González, primera secretaria del Partido en Matanzas, durante el resumen de la decimocuarta comprobación nacional al control interno, al tiempo que instó a que cada cual haga bien lo que le toca: controlar, cuidar e impulsar.

Carmen Elsa Alfonso Oceguera, contralora jefa provincial, explicó que durante el ejercicio fueron evaluadas 21 entidades, con mayor representatividad de los ministerios de la agricultura (8), la industria alimentaria (6), y el turismo (4).

Nueve de ellas recibieron calificación de deficiente; en tanto, otras tres de mal. Se detectaron también dos presuntos hechos delictivos que involucran a una empresa y una Unidad Empresarial de Base (UEB) de la industria alimentaria.

Entre los objetivos fundamentales del proceso estuvo la verificación de la implementación de las 43 medidas para perfeccionar la Empresa Estatal Socialista, así como de las 63 dirigidas a incrementar la producción de alimentos en el sector agropecuario.

Al respecto, Oceguera Alfonso señaló que los resultados evidencian una situación desfavorable en el territorio, pues no se logró avanzar según lo previsto, denotándose falta de total autonomía por la administración y dificultades en la gestión de los recursos.

El incumplimiento de los planes productivos, la incorrecta distribución de utilidades y alta cadena de impagos constituyen algunos de los problemas arrojados en el Minagri; no obstante, fueron mencionadas aquellas entidades, en las que si bien aún no se obtienen grandes logros económicos-financieros, se observan avances discretos gracias a la implementación de las acciones para dinamizar la producción de alimentos.

La insuficiente preparación de algunos directivos, inadecuada interpretación de las normas, falta de ocupación en la tarea, cuentas pendientes por pagar, además de la inestabilidad de los cuadros, entre otras irregularidades, han hecho mella en el fortalecimiento de la industria alimentaria. En dicho ramo predomina el formalismo, la falta de creatividad y poca descentralización de las facultades hacia las UEB, lo cual atenta contra su correcta gestión.

Panorama muy diferente exhibe el Mintur donde sí se ponen en práctica las medidas encaminadas a perfeccionar el sistema empresarial, se manifiesta ocupación en el logro de la descentralización de facultades y se constata una evaluación positiva del proceso que se realizó de acuerdo con lo legislado. A ello se suma el cumplimiento de los planes en las UEB auditadas.

En el caso del Mitrans, donde solo se realizó una acción de control en la UEB de Taxis, se detectaron varias vulnerabilidades, como la no existencia de procedimientos internos para la asignación del control del combustible administrativo, ni de financiamiento por parte del Ministerio de Economía y Planificación. Tampoco poseen indicadores para medir la satisfacción de los clientes y no se actualizan las tarifas previstas desde la tarea Ordenamiento. Atenta,  además, la escasa disponibilidad técnica y de recursos que presenta la empresa.

Miriam Marbán González, primera vicecontralora general, dijo que para lograr resultados tiene que primar un ambiente de orden y refirió que dada la novedad de los temas este ha sido un proceso de aprendizaje mutuo.

Por su parte, Mario Sabines Lorenzo, gobernador de Matanzas, llamó a desterrar la ingenuidad que muestran algunos cuadros y la preparación política que estos deben poseer para conocer qué es lo que hace daño a la Revolución.

Como colofón, se otorgó un reconocimiento a quienes tuvieron una participación destacada en dicho ejercicio, así como a los organismos que apoyaron en su desarrollo. (Foto: Edgar Moraga González)

*Girón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *