Analiza V Pleno del Comité Central del Partido temas neurálgicos para la sociedad cubana actual

 

 

El V Pleno da continuidad al trabajo de la organización, teniendo como centro la Implementación de las Ideas, Conceptos y Directrices del 8vo. Congreso del PCC, realizado en 2021.

Encabezado por el primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), Miguel Díaz-Canel Bermúdez, sesiona en el Palacio de Convenciones de La Habana, el V Pleno del Comité Central del PCC.

La cita, que tiene lugar entre el 9 y 10 de diciembre, centra su atención en temas neurálgicos para la sociedad cubana actual, desde lo trazado por el 8vo. Congreso del PCC hasta la evaluación de las insuficiencias y dificultades que aún persisten en el trabajo de la organización partidista.

En el encuentro están presentes los miembros del Buró Político, del Secretariado del CCPCC y de los 113 miembros del Comité Central, asisten 108 para el 95.6 % de asistencia, todos los ausentes por causas justificadas.

Asisten también el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, el Comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura y otros miembros de la estructura auxiliar del CCPCC.

Durante el inicio de esta sesión, se tributó un minuto de silencio al General de División Luis Alberto López Callejas, miembro del Buró Político, y al miembro del CCPCC General de Brigada José Alberto Yanes Díaz, fallecidos recientemente y a quienes se les reconoció por su extensa trayectoria revolucionaria, probada consagración y entrega a la patria, a la Revolución.

Conducido por el miembro del Buró Político del PCC y secretario de Organización, Roberto Morales Ojeda, se realiza un chequeo de los acuerdos del II, III y IV Plenos del CCPCC.

La agenda de esta primera jornada incluye también la presentación y debate del Informe sobre el trabajo del Buró Político desde el anterior pleno hasta la fecha y la evaluación de la estrategia para fortalecer el papel integral de la Unión de Jóvenes Comunistas en el presente y futuro del país.

Aprueban informe de rendición de cuenta del Buró Político

Morales Ojeda subrayó que «con la unidad como premisa y la capacidad creadora a la que estamos convocados por nuestro Primer Secretario, tenemos las reservas suficientes para sortear los difíciles desafíos que nos acechan y obtener nuevos logros para el desarrollo del país”. Foto: Osmany Beato.

Nos moviliza la fe en la victoria que nos legó el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, sintetizada por el General de Ejército Raúl Castro Ruz cuando expresó: ¡Sí se pudo, sí se puede y siempre se podrá!”.

Así concluyó sus palabras el miembro del Buró Político y Secretario de Organización del CCPCC, Roberto Morales Ojeda, tras la presentación del informe sobre el trabajo del Buró Político desde el anterior pleno celebrado en abril, y en el que describió el complejo panorama nacional en el cual los militantes, sus organizaciones de base y las instancias superiores han debido sortear alternativas para salir adelante.

Al hacer un retrato de la complejidad socioeconómica del país -progresivamente entorpecida por el impacto del cerco financiero y comercial de Estados Unidos, en especial por las medidas impuestas por Trump y mantenidas por el gobierno de Biden-, Morales Ojeda mencionó el desgaste que dejó en todos los sentidos el enfrentamiento a la COVID-19, la inestabilidad en el Sistema Electroenergético Nacional, a lo que se sumaron las desviaciones en la Tarea Ordenamiento, los lamentables accidentes en el Hotel Saratoga y la Base de Supertanqueros de Matanzas, y como si fuera poco, el devastador huracán Ian, de cuyos daños aún se recuperan los territorios más occidentales del país.

“Una agravada situación de carencias materiales en todos los sectores sociales y económicos son la consecuencia que estamos viviendo hoy”, aseveró, especificando que a escala nacional coexisten el desabastecimiento y la inflación y son insuficientes las medidas adoptadas en varias áreas, lo que repercute directamente en la calidad de vida del pueblo, y, por tanto, en el clima social.

Se aprecia un incremento de las conductas delictivas, las ilegalidades e indisciplinas sociales, y un flujo migratorio diverso, sobre todo de jóvenes y profesionales, coyuntura que aprovecha el enemigo para ampliar e incentivar sus planes subversivos y desestabilizadores, basados en una feroz campaña mediática de mentiras, ataques y descalificación del sistema socialista, del Gobierno y sus dirigentes, enfilados a minar el consenso y el apoyo de la mayoría del pueblo al proyecto socialista.

De mayo del 2021 a la fecha, el Buró Político efectuó 36 reuniones, evaluó 158 temas y adoptó 221 acuerdos, de los cuales 167 fueron cumplidos y 54 están en proceso.

Morales Ojeda denunció que la estrategia que aplican los enemigos históricos de la Revolución sigue al pie de la letra el manual de la guerra no convencional de cuarta generación, intentando aprovechar y capitalizar el descontento ante situaciones de contingencia para agitar a las masas, “pero la movilización del lado de los revolucionarios, junto a sus cuadros, no ha permitido el éxito de quienes pretenden arrebatar la tranquilidad ciudadana y hacer ver una situación de caos que sirva de caldo de cultivo para un golpe blando”, sentenció.

Precisó que en medio de este panorama, el Buró Político prosiguió su avance en la aplicación y evaluación de las directrices derivadas del 8vo. Congreso, dando prioridad a las medidas económicas, sociales, políticas e ideológicas para enfrentar la situación actual del país, y en especial a las relacionadas con la prevención y el enfrentamiento a la corrupción, el delito, las ilegalidades e indisciplinas sociales.

En este sentido se criticó la falta de control y exigencia sistemáticas que provocan desviaciones, fuente que da origen al delito. “El Partido, el Gobierno y las organizaciones en las que el pueblo es protagonista deben asumir un rol decisivo en su enfrentamiento”, insistió.

Con la unidad y la capacidad creadora como premisas

Al analizar el clima social de Cuba hoy, reiteró el imperativo de atender diferenciadamente a los jóvenes, en particular a los estudiantes, los desvinculados del estudio y el trabajo, y las personas en situaciones de vulnerabilidad, así como la atención al sector no estatal de la economía.

De mayo del 2021 a la fecha, el Buró Político efectuó 36 reuniones, evaluó 158 temas y adoptó 221 acuerdos, de los cuales 167 fueron cumplidos y 54 están en proceso. En las 12 reuniones efectuadas desde el IV Pleno fueron analizados 62 temas y aprobados 74 acuerdos, de los que están cumplidos 30 y se trabaja en 44, según informó Morales Ojeda.

Dijo que los temas relacionados con la defensa y la seguridad nacional, la subversión político ideológica y la política exterior, fueron evaluados por la Comisión Ejecutiva del Buró Político en cinco reuniones y han jugado un papel decisivo los grupos Económico Social y Político Ideológico, el Secretariado del CC PCC y su Estructura Auxiliar, las comisiones permanentes, así como los expertos, investigadores y especialistas.

También han resultado útiles los aportes de los organismos intermedios de dirección, los núcleos y comités del Partido, la UJC, las organizaciones de masas y el sistema de opinión del pueblo, así como las informaciones de los órganos del Estado, el Consejo de Ministros y los OACE.

Resaltó la actualización del sistema de atención a las organizaciones de base del Partido, con el objetivo de fortalecer su funcionamiento y capacidad movilizativa,  la estrategia de perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular y la necesidad de retomar los conceptos fundacionales propuestos por el Comandante en Jefe Fidel Castro y las ideas expuestas por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, que son sello distintivo del sistema político cubano y su modelo democrático.

Morales Ojeda insistió en el papel del delegado, su preparación para las asambleas de rendición de cuenta con calidad junto a la preparación sistemática de quienes ocupan los principales cargos de dirección, el rol de las asambleas municipales en la toma de decisiones para lograr su verdadera autonomía y cómo se da cumplimiento a la Estrategia para el fortalecimiento de la FMC.

Al analizar el clima social de Cuba hoy, reiteró el imperativo de atender diferenciadamente a los jóvenes, en particular a los estudiantes, los desvinculados del estudio y el trabajo, y las personas en situaciones de vulnerabilidad, así como la atención al sector no estatal de la economía.

Abordó la necesidad de profundizar en la transformación de la gestión de los medios de prensa para que sean cada vez más multimediales y contribuyan a fraguar el consenso en torno a la Revolución. Se refirió asimismo a los programas de atención diferenciada a la Universidad de las Artes y al Ballet Nacional de Cuba y destacó la investigación científica Libertad Religiosa y Convivencia Social, presentada por el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, la cual demostró la validez de la política del Partido hacia las instituciones religiosas.

En el informe presentado por el Secretario de Organización del CCPCC, se reconoce que como resultado del proceso para evaluar desde el Partido la Política de Cuadros en el sector empresarial estatal, se señaló en algunos casos falta de posibilidades para continuar en el desempeño de su responsabilidad, en tanto otros necesitaban preparación o les faltaba acometividad para una mejor gestión. En consecuencia, se aplicaron medidas en el orden político y administrativo.

Relacionado con la Salud Pública, el Buró Político analizó temas sensibles como la calidad de los servicios,  la comercialización de los medicamentos, las indisciplinas, el delito y la corrupción, la situación migratoria y su impacto en los recursos humanos, la cooperación médica y la transformación de la labor político ideológica en el sector.

Con el propósito de lograr mayor equidad en el acceso a la Educación Superior en Cuba, se aprobaron acciones para fortalecer el ingreso al preuniversitario, en correspondencia con la demanda de los territorios, las capacidades de las instituciones y la existencia del claustro necesario.

Asimismo, destacó las estrategias orientadas a grupos con situaciones de vulnerabilidad para incrementar el ingreso a las universidades de estudiantes graduados de técnico medio y favorecer aquellas profesiones vitales para cada lugar, en especial las del perfil agropecuario .

Sobre la discusión y análisis del Plan y Presupuesto de la Economía para el año 2022 en las asambleas con los trabajadores, se señaló la necesidad de una mayor influencia de las estructuras sindicales y del Partido para incrementar la participación activa de los trabajadores en las etapas de conformación, discusión y cumplimiento del plan.

Se ratificó, además, la importancia de enaltecer el papel que desempeñan los trabajadores del sector eléctrico; mantener informada a la población a través de los medios de comunicación masiva y las distintas plataformas digitales e incrementar la campaña comunicacional encaminada al uso racional y ahorro de la energía en el sector estatal, no estatal y residencial, para disminuir la demanda.

En esta etapa, el Buró Político del PCC evaluó también los resultados del cumplimiento de la política informativa en los medios de comunicación y de la implementación de la Política de Comunicación Social, aprobó el programa de formación y superación para jóvenes, las acciones para fortalecer la formación integral de los desvinculados del estudio y el empleo, así como priorizar la ubicación laboral de los que terminan el Servicio Militar Activo e impulsar la formación de obreros calificados y ratificó como prioridades el crecimiento a las filas de la organización juvenil con los mejores jóvenes.

Otros 11 temas fueron discutidos, además de 11 políticas y proyectos de disposiciones jurídicas.

Al aprobarse el informe de rendición de cuenta del Buró Político, Morales Ojeda apuntó que es vital el trabajo en equipo, la consulta con las masas y con el pueblo.

En tanto, el Secretariado del Comité Central cumplió su labor de auxiliar al Buró Político, efectuando 11 reuniones, en las que analizó 78 temas, entre ellos el cumplimiento de la implementación de las Ideas, Conceptos y Directrices emanados del 8vo. Congreso, la necesidad de dinamizar el proceso de actualización del modelo económico y social, la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, así como la Estrategia Económica Social aprobada.

Se dio seguimiento a las visitas del Secretariado y la Estructura Auxiliar del Comité Central, presididas por el Primer Secretario, a las provincias de Mayabeque, Ciego de Ávila, Camagüey, Santiago de Cuba, Guantánamo y el Municipio Especial Isla de la Juventud, en las cuales se intercambió con más de 83 mil personas en 319 comunidades de mayor complejidad y 2 mil 169 centros de la vida política, económica y social de los territorios.

La estrategia de desarrollo del deporte en Cuba, el análisis del resumen sobre la muestra del control popular a los precios mayoristas y minoristas, sistema de aseguramiento político del Partido a los actores económicos, las medidas para el fortalecimiento de las estructuras políticas en los organismos globales de la economía a todos los niveles de dirección, el proceso de flexibilización en los trámites, uso y legalidad en la tenencia de las tierras entregadas en usufructo, la atención al perfeccionamiento del balance de cargas y el funcionamiento de la cadena puerto-transporte-economía interna, la estrategia de desarrollo de las Industrias Sideromecánica y la Ligera, al proceso de perfeccionamiento del Comercio Minorista, estuvieron también entre los temas analizados.

Continuó, además, la atención a los programas y proyectos de los macroprogramas que por su contenido político e ideológico son atendidos por el Partido: contra el Racismo y la Discriminación Racial, para el Adelanto de las Mujeres, la Prevención Social, la Democracia e Institucionalidad y la Gestión Estratégica Integrada de Comunicación Social.

Adicionalmente, la dirección del Partido dio atención priorizada a los daños causados por el huracán Ian en las provincias afectadas y mantuvo un contacto permanente con su pueblo, a la realización por primera vez en Cuba del XXII Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO), la articulación y movilización internacional para la denuncia al bloqueo y la solidaridad con Cuba, las giras internacionales del Primer Secretario y Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Otra de las tareas priorizadas por el Buró Político es el trabajo en las comunidades y barrios con situaciones de vulnerabilidad, donde la labor del coordinador político en la demarcación del consejo popular es vital en la integración de los factores, objeto de comprobación en las visitas del Secretariado del Comité Central y su estructura auxiliar, las gubernamentales y de la Asamblea Nacional del Poder Popular a los territorios.

Durante los debates del informe, varios de los miembros del CCPCC se refirieron a la enfática mirada crítica a la labor del Partido en general, con honestidad y transparencia, lo que robustece la democracia dentro de la organización.

En relación con tales criterios, el miembro del Buró Político y presidente de la Asamblea Nacional y del Consejo de Estado, Esteban Lazo, insistió en la necesidad de seguir perfeccionando intencionadamente los métodos y estilos de trabajo en el Buró Político, sumando cada vez más a sus análisis las opiniones de las organizaciones de base y de la población mediante consultas, lo que enriquece el diapasón de razonamientos, necesarios para la toma de decisiones.

Opinó que de esa práctica debe nutrirse mucho más el trabajo del Partido en todos sus niveles, único modo de incorporar plenamente a las discusiones los problemas que vive la ciudadanía, para buscarles soluciones.

Al aprobarse el informe de rendición de cuenta del Buró Político, Morales Ojeda apuntó que es vital el trabajo en equipo, la consulta con las masas y con el pueblo para fortalecer los análisis y, en particular, el papel del núcleo, de los Comités del Partido, la atención a la política de cuadros, a la militancia en su lugar de residencia para que esta participe como le corresponde en las organizaciones de masas de barrios y comunidades.

Convocó a estar cada vez más cerca de lo que necesita el pueblo, afianzar los principios de la unidad que nos ha guiado hasta aquí, alcanzar la firmeza ideológica que el momento reclama de acuerdo con sus complejidades, y continuar la batalla económica contando con las potencialidades del país y la voluntad de enfrentar todas las adversidades, como nos enseñó Raúl.

“No siempre hemos logrado todos los resultados esperados, pero tenemos la convicción de que con la unidad como premisa y la capacidad creadora a la que estamos convocados por nuestro Primer Secretario, tenemos las reservas suficientes para sortear los difíciles desafíos que nos acechan y obtener nuevos logros para el desarrollo del país”, significó Morales Ojeda.

La juventud y el futuro de Cuba, a debate en V Pleno del CCPCC

La miembro del CCPCC y primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, Aylin Álvarez.

¿Cómo formar mejor a la juventud y con ella, construir un mejor futuro para Cuba? ¿Cómo lograr que los jóvenes sientan y construyan desde su país, su proyecto de vida? ¿Cómo lograr que cada militante se perfeccione constantemente? ¿Cómo lograr que la vanguardia involucre a todos los jóvenes?

Estas y otras interrogantes centraron los debates en la primera jornada del V Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba luego de la presentación de la Estrategia para fortalecer el papel integral de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en el presente y el futuro del país.

Hacer realidad la visión de Nación, aprobados por el Partido y el Parlamento cubano, de ser “soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible, con énfasis en los valores éticos y culturales”, requiere importantes cambios desde las distintas esferas de la sociedad, que implican un contexto también diferente para las juventudes. A la UJC le corresponde un papel esencial en este camino.

Durante la presentación de la estrategia, la miembro del CCPCC y Primera Secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, Aylin Álvarez, informó que esta “tuvo como precedente un proceso de intercambios, reflexiones y debates con miembros de la organización, movimientos estudiantiles y sociales que permitieron al Buro Nacional de la UJC establecer las prioridades para renovar y fortalecer el trabajo interno de la organización”.

La dirigente juvenil especificó que los tres ejes fundamentales del documento – aprobado durante el Pleno Extraordinario del Comité Nacional de la UJC celebrado en octubre último – están enfocados en el funcionamiento interno, la formación de cuadros y la preparación ideológica, proponiéndose perfeccionar el funcionamiento de la Organización, su impacto en un mayor liderazgo juvenil, lograr mayor efectividad en la atención y formación de los jóvenes, que la unidad y la firmeza ideológica se reviertan en la inequívoca defensa de la Revolución.

La organización apuesta por renovarse, ser más cercana a los intereses actuales de quienes representa, funcionar con una nueva mirada, otras improntas y mayor creatividad. Tócale también diagnosticar las principales inconformidades de la juventud cubana de estos tiempos y trazar la ruta para aliviar esos problemas, encontrar alternativas y acompañar desde la sensibilidad y la formación de valores.

Hoy en Cuba, si bien es cierto que entre los jóvenes siguen siendo motivo de orgullo la esencia cultural, histórica e identitaria de la nación, también existen otras preocupaciones que afectan a este sector etario, como la incapacidad de alcanzar ingresos económicos que le permitan una comodidad material, la satisfacción de las aspiraciones profesionales, la posibilidad para tener una vivienda propia, las desigualdades sociales, las opciones para el uso del tiempo libre y la recreación de calidad y que sean asequibles, las indisciplinas sociales, la delincuencia, la participación.

Se prevé que con la estructuración de esta Estrategia y su correcta implementación sea más efectivo y sistemático el aporte de los jóvenes al desarrollo económico, social y político de la nación, fortalecer el papel de la organización en la conducción de las juventudes, su unidad y participación.

Asimismo, el documento propone rediseñar a lo interno de la UJC, los procesos de liderazgo desde la identificación, formación y desarrollo del cuadro juvenil y reforzar su accionar en el escenario internacional, en la movilización de la izquierda para enfrentar los poderes hegemónicos y neoliberales.

Se hace imprescindible y es prioridad para el Partido una mayor solidez en el funcionamiento de la UJC y que cuente con dirigentes cada vez más preparados.

Por una organización más participativa, plural, más nuestra

Se prevé que con la estructuración de esta Estrategia y su correcta implementación sea más efectivo y sistemático el aporte de los jóvenes al desarrollo económico, social y político de la nación.

El debate sobre la estrategia de la UJC devino también en nuevas y enriquecedoras propuestas.

“Nuestra juventud tiene la alta responsabilidad de mantener la unidad como vanguardia comunista, para ello es necesario que la organización siga promoviendo la cultura del debate que permita conectar con todos los jóvenes. Esta estrategia va a esos resortes”, aseguro Julio César García, Jefe de la Oficina de Atención a la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones de masas, los órganos judiciales y la Contraloría, del CCPCC.

El dirigente partidista hizo referencia a dos aristas fundamentales en las que la UJC debe centrar su transformación: mejorar su funcionamiento interno y fortalecer la política de cuadros, como cantera indiscutible del Partido. Agrego que sobre la atención del PCC a la organización todavía existe formalidad y hay que ser capaces de darle más tareas en el orden social, productivo y en la defensa de la patria.

Por su parte, la Primera Secretaria del PCC en Pinar de Rio, Yamilé Ramos Cordero, reconoció la participación de los jóvenes donde el país más lo ha necesitado: durante el enfrentamiento a la Covid -19, en la producción de alimentos, en el proceso de recuperación tras el paso del huracán Ian. “Eso nos hace sentirnos orgullosos de la juventud”, considero.

Ramos Cordero reitero que desde el Partido tenemos una responsabilidad altísima para poder hacer cumplir esta estrategia, sobre todo desde los núcleos, desde donde se atienden directamente a las estructuras de base de la organización juvenil.

En este sentido, otro miembro del CCPCC, el Viceprimer ministro de la República, Jorge Luis Perdomo Di-lella, preciso que lo más importante de esta estrategia son los retos que impone a las organizaciones y entidades del país en la implementación y el acompañamiento de políticas y acciones concretas para que la juventud comunista logre un liderazgo real y aún más legítimo.

“Como parte del proceso del X Congreso de la FEU visité varias universidades y las principales inquietudes son las que se reflejan en el documento presentado en este Pleno. Una de las inquietudes hoy es el tema de la recreación, por los altos costos y así otras tantas preocupaciones que deben ser atendidas desde la empatía, los principios revolucionarios y de manera constructiva”, aseguro Perdomo Di-lella.

En tanto, el Jefe del Departamento de Política de Cuadros del CCPCC, Humberto Camilo Hernández, añadió que si se cumple y se implementa esta Estrategia, debe impulsar de forma decisiva la transformación que esperamos en la UJC y fortalecer la formación y preparación integral de los dirigentes juveniles, desde los Comités de Base hasta la máxima dirección.

“La organización tiene que participar y eso implica desde la toma de decisiones, la acción y la evolución de los procesos. Una de las cosas que aprendimos de Fidel es que no nos podemos desmovilizar”, aseveró el miembro del CCPCC, Yuri Valdés.

Para el joven científico cubano, la UJC debe parecerse a su tiempo, tener vida propia y apostar más porque nuestros jóvenes logren tener y mantener un proyecto de vida en Cuba.

La transformación en el accionar de la UJC es un tema vital para la continuidad y la sobrevivencia de la Revolución, apuntó por su parte el joven historiador Elier Ramírez Cañedo. «En esta organización crecimos y nos formamos. La palabra clave es participación, hay que cambiar los métodos y estilos de trabajo en la organización para poder seducir a los jóvenes. Debemos también seguir fortaleciendo y diversificando los espacios de debate, los cuadros deben ser parte fundamental de esos espacios donde se discuten los temas más álgidos de la sociedad», reflexionó.

Desde un dialogo franco, los miembros del CCPCC expusieron sus más variados criterios sobre la Estrategia para fortalecer el papel integral de la Unión de Jóvenes Comunistas y coincidieron en que se trata de un texto profundo, claro, integral y muy necesario, cuya aplicación y seguimiento es responsabilidad de todos.

Sometida a votación, fue aprobada por el V Pleno del CCPCC.

Desde un dialogo franco, los miembros del CCPCC expusieron sus más variados criterios sobre la Estrategia para fortalecer el papel integral de la Unión de Jóvenes Comunistas

Realizarán Segunda Conferencia Nacional del Partido en octubre de 2023

Evaluó V Pleno del CCPCC ideas para la organización de la II Conferencia Nacional del Partido

Evaluar el cumplimiento de los acuerdos del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), así como la implementación de las Ideas, Conceptos y Directrices -documento rector del trabajo de la organización desde la celebración de la cita partidista – constituye el propósito de la II Conferencia Nacional del Partido, a celebrarse en octubre de 2023.

Así lo confirmó este viernes el miembro del CCPCC y Jefe del departamento de Organización, Roberto Pérez Jiménez, durante la primera sesión del V Pleno del CCPCC, donde se presentaron y aprobaron las ideas organizativas de dicha Conferencia.

Pérez Jiménez recordó las palabras del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, cuando en la clausura del II Pleno del Partido, celebrado en octubre del 2021, afirmó que la complejidad del momento actual “nos señala la necesidad de reunirnos con más frecuencia para debatir y decidir sobre los problemas más urgentes y estratégicos”.

Dijo que bajo esta máxima, la II Conferencia deberá discutir con objetividad, profundidad y sentido crítico, aspectos relacionados con el funcionamiento del Partido y la política de cuadros, la labor política ideológica y la vinculación de la organización partidista con las masas, así como el Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Se propuso, además, sesionar en tres comisiones de trabajo presididas por los miembros del Buró Político, del Secretariado y del Comité Central y una sesión final para exponer los resultados de dichos debates.

Los criterios y propuestas que se sometieron a la consideración de la Primera Conferencia Nacional del Partido fueron el resultado de un profundo análisis realizado por los militantes del Partido y de la UJC, y estos a su vez, se evaluaron en el 7mo. y 8vo. Congresos, incorporando su contenido a las decisiones y medidas adoptadas en dichos cónclaves.

En esta ocasión no será diferente, pues se trata de un amplio proceso de debate que deberá implicar a las estructuras partidistas desde la base, tras lo cual se elegirán unos 500 delegados, militantes y dirigentes partidistas, donde estén representados todos los sectores y esferas de la sociedad.

Por: Oscar Figueredo ReinaldoBertha MojenaLiset GarcíaDaina CaballeroXenia Balón/Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *