17 de junio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Quien postula es el pueblo

Quien postula es el pueblo, representado por sus organizaciones sociales y de masa, que están conformadas y son, por sí, el pueblo mismo

En el presente podemos decir que tenemos una Constitución garantista en lo electoral. Así lo consagra el artículo 80 al pronunciar que los ciudadanos cubanos tienen derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder del Estado.

El Sistema Electoral cubano se desarrolla hoy teniendo muy en cuenta los siguientes principios que lo informan:

La ausencia de participación de partidos políticos en el proceso electoral; la nominación de los candidatos directamente por los electores; la participación ciudadana en el proceso electoral por medio de las organizaciones de masa; la postulación de los Diputados por los delegados municipales elegidos directamente por los electores; la no realización de propaganda y campañas electorales que promuevan preferencia sobre persona alguna.

Son éstos los pilares básicos en los que se sustenta el voto de los cubanos, considerado como un derecho.

El carácter sui géneris del Sistema Político cubano y de la democracia participativa en Cuba se funda en que el Partido Comunista de Cuba es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado, pero el Partido NO postula, quien postula es el pueblo, representado por sus organizaciones sociales y de masa, que están conformadas y son, por sí, el pueblo mismo.

Esta es una característica que distingue a la sociedad cubana. No hay campañas electorales, ni propuestas partidistas, ni de élites o grupos de profesionales o de sectores de la población. Se trata de un proceso genuino, abierto, sin que se creen o fabriquen candidatos. La espontaneidad de las masas, los méritos de los propuestos: únicos atributos de los que se someten al sufragio de las masas como candidatos, destacan el carácter verdaderamente popular de un tipo de elecciones diferente a las tradicionalmente conocidas.

Cuba, como quizás único país en el mundo, plantea la estrategia del Voto Unido, que significa la confianza del electorado en la proposición que, oído el parecer de la amplia gama de organizaciones sociales y de masa que integran los propios electores, se pone de manifiesto a través de las Comisiones de Candidatura y de la aprobación de las Asambleas municipales del Poder Popular de estos candidatos propuestos para  diputados.

La Ley Electoral expresa los intereses políticos de la clase económica y política dominante en Cuba: la clase obrera en alianza con la campesina e igualmente aglutina mediante el consenso y la aceptación, a los miembros de la amplia sociedad civil cubana y socialista.

Por tal razón, si los cubanos nos hemos dado una nueva Constitución de la República y una nueva ley electoral, hay que explicarle al pueblo de dónde proviene nuestra  tradición histórica constitucional y electoral revolucionarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *