18 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Vencer los límites con mente 4G

Lianis López Pedroso es una matancera con varios trabajos presentados en los foros de ciencia y técnica de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR).

 

 

Vencer los límites con mente 4GLianis López Pedroso es una matancera con varios trabajos presentados en los foros de ciencia y técnica de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR).

Ella es ingeniera en Telecomunicaciones y Electrónica, y se desempeña como Especialista C en Telemática en la Unidad de Redes Inalámbricas de la provincia de Matanzas, en la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa).

«Para innovar hay que autoprepararse y estar atentos al contexto actual para aportar al país, dándoles soluciones a los problemas. Siempre he sentido inclinación por la investigación y el estudio, por superarme constantemente y lograr un buen desempeño para, con esos conocimientos, brindar soluciones a las dificultades cotidianas».

Juventud Rebelde conversó con esta profesional de 36 años de edad, del municipio de Jovellanos, quien ha hecho aportes significativos como innovadora para solucionar diversos inconvenientes relacionados con las comunicaciones.

Uno de sus trabajos, logrado junto al ingeniero Alberto Rodríguez Castellanos, especialista de Radioenlace en la vicepresidencia de Operaciones de la red, en La Habana, resultó Relevante en el foro a nivel provincial y Destacado en el país.

El estudio, titulado Solución de protección en enlaces por microondas en el centro telefónico de Jagüey Grande-Agramonte, hasta la fecha funciona
correctamente y puede ser una opción a usarse en cualquier provincia.

«Nosotros somos la unidad de redes inalámbricas, trabajamos la parte operativa de los equipamientos cuya comunicación es por aire. Entran la radiobase, la wifi y otros equipos, como se aplicó en Agramonte. Estos equipos de radioenlace se colocan en un sitio con su antena y un equipamiento dentro de un gabinete, se ponen en ambos lados y se comunican por radio».

—¿Qué pasaba en Agramonte?

—Había solicitudes de conectividad pendientes y necesidad de aumentar la red móvil, que estaba en 3G. Por eso el propósito de aumentar el servicio en Agramonte. Fueron alrededor de dos semanas de labor, con un aporte económico y social grande. Se pusieron la 4G y el Nauta Hogar en varias viviendas, y ahora contamos con ingresos mensuales de 18 000 pesos por ese servicio.

«Normalmente estos equipos se colocan donde no se puede llegar por cables ni fibra óptica, es decir, en lugares de difícil acceso, en los cuales no hay esa posibilidad de comunicación. En Agramonte teníamos una radiobase, wifi y conectividad de empresa, con un equipamiento de radioenlace que no cubría la capacidad que hacía falta para transmitir datos y voz.

«Se hizo por un software, porque la otra vía era comprarle una licencia mayor al proveedor, pero eso demoraba y era más tiempo sin servicio en Agramonte, y sin la radiobase 4G, porque todo esto posibilitó cambiar de la tecnología 3G a 4G. También permitió algunas conectividades de empresa que no había con el equipamiento anterior.

«Partimos de que no teníamos ancho de banda para todos estos servicios y normalmente, cuando instalamos este tipo de equipo, muchas veces ponemos dos canales, pero nunca se había excedido la licencia que tenemos para uno. El otro canal es el redundante, porque si se cae la comunicación por un canal el otro asume el tráfico.

«Aquí no podía ser lo mismo porque teníamos que dividir el tráfico para usar los dos canales para diferentes envíos y además contar con la redundancia. Ahí es donde entra lo que se hizo en el trabajo a nivel de software, con las configuraciones en el equipo y el uso de dos protocolos que trabajamos anteriormente.

«La novedad está en que con la configuración de esos dos protocolos trabajando en conjunto logramos la distribución de tráfico por los dos canales y además la redundancia para que cuando se cayera un canal el otro mantuviera el servicio».

  • Hugo García/ Juventud Rebelde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *