29 de mayo de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

El (des)Encanto del terrorismo

Con un total de 65 departamentos y siete pisos, la tienda El Encanto constituía, no solo una obra de sumo valor arquitectónico para Cuba, sino también uno de los mayores y más opulentos almacenes de la capital habanera.

Con un total de 65 departamentos y siete pisos, la tienda El Encanto constituía, no solo una obra de sumo valor arquitectónico para Cuba, sino también uno de los mayores y más opulentos almacenes de la capital habanera, convertido además en centro neurálgico del comercio en la Isla.

Fundada en 1888 por los hermanos españoles José y Bernardo Solís y siendo nacionalizada tras el triunfo revolucionario de 1959, El Encanto integró la lista de infortunadas construcciones que sucumbieron ante la creciente ola de actividades terroristas orquestadas por la Agencia Central de Inteligencia estadounidense y sus adeptos, en su afán de desestabilizar el país.

Fue justo el 13 de abril de 1961 cuando el entonces empleado del local y desafecto del gobierno cubano, Carlos González Vidal, materializó el sabotaje a la instalación que, gracias a la dupla de petacas incendiarias con explosivo plástico C-4 con que fue siniestrada, quedó reducida a escombros y vigas de acero retorcidas.

A 20 millones de dólares se estima que ascendieron las pérdidas materiales y, además de la decena de heridos causados por el abrasador averno, la empleada Fe del Valle Ramos, de 43 años, perdió la vida cuando intentaba rescatar los fondos de una delegación de la Federación de Mujeres Cubanas que se resguardaban en la edificación.

El incendio a la tienda El Encanto marcó entonces un punto de inflexión en la lucha contra el terrorismo en el país y, si bien formó parte de la nefasta Operación Pluto, que vería su fracaso con la victoria de los rebeldes en Playa Girón, demostró la capacidad de resistencia y apoyo mutuo ante las adversidades como símbolos de fortaleza nacional, al tiempo que reafirmó a la unidad del pueblo cubano como aliciente para defender su Revolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *