24 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

El «Libro vivo» de Alfredo Zaldívar

Su quehacer en favor de la cultura ha sido reconocido también este año, con la distinción de Mejor Trabajador Integral del Centro provincial del Libro y la Literatura, ocasión que aprovechamos para conocer lo acontecido en este período y sus ideas acerca del avance literario local.

¿Será posible esquivar un futuro en el cual la lectura y el libro impreso se tornen huidizos ante las urgencias del vivir contemporáneo? Esa pregunta tiene respuesta en Matanzas, cuando un escritor, un promotor como Alfredo Zaldívar Muñoa, Premio Nacional de Edición, encuentra formas artísticas de acercar la creación literaria a los diversos públicos.

Su quehacer en favor de la cultura ha sido reconocido también este año, con la distinción de Mejor Trabajador Integral del Centro provincial del Libro y la Literatura, ocasión que aprovechamos para conocer lo acontecido en este período y sus ideas acerca del avance literario local.

“Me siento reconocido en un trabajo que abarca la composición, la edición de un libro; promoverlo y venderlo; una labor que, en verdad, es integral, porque yo escribo también; y además a todo ese quehacer se une la pasión de los colectivos, que me compromete a seguir con esta misión.

“Ha sido un año difícil, en tanto nuestro plan editorial fue pobre, no obstante haber editado todos los libros del año, no hemos podido producirlos, que sean impresos y pienso entonces en el libro vivo y en vivo.

“Ese libro físico que hemos tratado de suplir y llevado a diversos lugares en el espacio Concilio de las aguas, de trova y poesía, que hemos trasladado a diversos escenarios, desde los teatros Sauto y El Mirón Cubano, al museo de los Bomberos, en homenaje a los caídos y a los héroes del terrible siniestro de la Base de Supertanqueros, hasta las escuelas de Instructores y Maestros, la de Arte, el hospital Faustino Pérez, la Casa de Cultura en Ceiba Mocha.

“Libro vivo también manifiesto en los ya tradicionales encuentros promocionales en la Casa Social de la UNEAC, me refiero a Café Mezclado, de homenaje a personalidades; el Miércoles de Poesía, lectura de textos en directo con el autor; asimismo, la Caja de Papel, para los niños, el llamado Como un ángel cierto, en la Casa de las Letras Digdora Alonso, los cuales dirijo y participo como uno más».

Se trata, en mi opinión, de establecer una complicidad material entre el escritor y los públicos, de manera tal que les llegue el mensaje de quien versa o narra sus emociones e ideas, si no es posible palpar el cuaderno, olerlo y sentir la textura de sus hojas, como hacemos los adictos a la lectura íntima, aunque se imponga por el avance de las tecnologías, el libro digital.

Lo importante es que en tiempos editoriales difíciles no se pierda esa conexión poderosa que se establece entre el lector y el literato, por lo que le pregunto a Zaldívar, ¿cómo aprecia el avance de la literatura en Matanzas?

“Matanzas sigue muy activa. Se produce buena literatura. Ahí están todos, los jóvenes, sobre todo, con resultados importantes, premios nacionales e internacionales, una hornada pujante que participa en los eventos y contribuyen a que el libro mantenga su vigencia entre el pueblo, aun cuando se complique adquirir nuevos textos, se establecen estrategias como el reciclaje de los cuadernos viejos, vuelto a vender en las librerías y esto promueve la vida de la literatura.

“Lo más relevante es que los creadores siguen escribiendo. Contamos con un plan editorial 2023, que pensamos se haga de forma digital e intentaremos sacar algunos de papel para que convivan ambos libros».

Y usted como escritor, ¿cómo le fue en este 2022?

“Estoy feliz con la acogida que ha tenido mi novela sobre el poeta popular Seboruco, que es un homenaje a Matanzas y a la literatura secular. Ha sido recibida bien por la crítica y los lectores, así como recién fue publicado en Panamá uno de poesía para niños.

“Tengo un libro nuevo de versos para adultos. He leído poemas inéditos que se suman al discurso oral”.

¿Tiene un título para esa propuesta?

“Se llama Carga pesada, se inspira en esa carga grande que llevamos, (risa), la de la poesía y de todo lo demás. Posee versos libres y sonetos, una sección completa. Vamos a ver qué pasa”.

Usted es un excelente decimista, ¿cómo valora esta especie de despertar de la espinela que se siente en la provincia?

“Soy un improvisador frustrado. Me gustaría haber sido repentista, más que escribidor; la disfruto mucho. Tengo un libro publicado hace unos años. Ahora hay una vuelta a esta forma rimada.

“Se abrieron dos talleres literarios, el de Orismay Hernández en el Centro de Promoción José Jacinto Milanés y el de la editorial Aldabón, dirigido por Daniel Cruz, con la participación de diversas generaciones, muy interesante, lo cual propicia que la décima resurja como el género que es: nuestra estrofa nacional».

Y volvemos a la idea principal…

“La oralidad entonces se reafirma. Retomamos los orígenes de la civilización. Espacios como San Juan Murmurante, los guateques, las cantatas, los recitales, Concilio… y su aire teatral, son igualmente válidos para que la creación literaria siga viva en Matanzas”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *