20 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Isasi en 78

Pelotero de la gorra a los spike. De piernas veloces, era excelente tocador y muy astuto en el robo de bases. Parecía dotado de una habilidad milagrosa para fildear y sacar la bola del guante.
Isasi en 78
Hoy cumple 78 años de edad Félix Isasi Mestre, integrante de los míticos tres mosqueteros y uno de los mejores peloteros cubanos de todos los tiempos. De los que más brilló en la década de los 70. Tenía el genio exclusivo de los grandes atletas, el de hacerlo casi todo bien.
Pelotero de la gorra a los spike. De piernas veloces, era excelente tocador y muy astuto en el robo de bases. Parecía dotado de una habilidad milagrosa para fildear y sacar la bola del guante.
Sin ser lo que se dice un bateador corpulento y jonronero, fue el tercer madero de la selección nacional por varios años. Jugador inteligente, en no pocas ocasiones le sacó las castañas del fuego al equipo con sus bolas escondidas, ardid que bastaría para inmortalizarlo.
Hace unos días me lo encontré sentado en uno de los bancos del céntrico Parque de La Libertad, frente a la sede del gobierno provincial. Como un simple mortal, «joseaba» un poco de combustible para su carrito.
Lo noté algo alicaído, señal de la enfermedad que lo aqueja desde hace algún tiempo. Hablamos de todo un poco y al final, contrario de lo que ambos esperábamos, terminamos en el béisbol.
Pudo Isasi procurarse una vida mejor, sin estrecheces de ninguna naturaleza. En su época le ofrecieron mucho dinero para jugar en la llamada gran carpa, posibilidad con la que quizás se ilusionaron otras estrellas del momento.
Pero eran otros tiempos, dice él, y confiesa que el único bienestar que les interesaba a ellos era salir al terreno a jugar pelota y hacer las delicias de los aficionados.
Cuando le comenté que él tenía calidad para haber sido un jugador estelar en Grande Ligas, respondió sin delirios de grandeza.
«Pero esa oportunidad nunca se dio y yo no podía quedarme. No podía hacerle eso a mi madre «Pucha», ni defraudar a Fidel, quien siempre confió en mí».
  • Tomado del perfil de Facebook de Ventura de Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *