18 de mayo de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Bloqueo económico, comercial y financiero: ilegítima guerra contra Cuba

No se trata de un embargo, como algunos refieren, porque no hay ninguna una orden judicial emitida para asegurar, mediante la retención de bienes, el cumplimiento de una obligación contraída legítimamente. Se trata de una ilegítima guerra económica para constreñir y asfixiar a un país y sus habitantes

El bloqueo económico, comercial y financiero es un acto de guerra en tiempos de paz impuesto unilateralmente por EE.UU. contra Cuba. Este ha evolucionado y se ha endurecido a lo largo de más de 60 años. Sus inicios están en la cancelación de la cuota azucarera en el mercado de Estados Unidos en junio de 1959 y se oficializó el 7 de febrero de 1962 con la aplicación de la Sección 620a de la Ley de Ayuda Extranjera, que estaba vigente desde septiembre de 1961, cuando el presidente John F. Kennedy prohibió totalmente la importación de mercancías de origen cubano. Posteriormente, se sumaron otras medidas coercitivas.

La conclusión de esto fue la inclusión de Cuba en una lista arbitraria y unilateral de estados que, según Washington, favorecen el terrorismo internacional, cuestión que tiene efectos importantes en las relaciones financieras externas de nuestro país.

Las medidas aplicadas con rigor terapéutico obligan al país a requerir a intermediarios para acceder a determinados productos, pagar mucho más por concepto de seguro y flete, así como enfrentar el incremento de las comisiones que aplican las entidades bancario-financieras. Así, se produce una prominencia esencial  de los gastos que deben asumir las empresas cubanas. ¿Cuál es el objetivo cardinal?: quitar apoyo a la Revolución.

Hoy el bloqueo incluye un conjunto de medidas de agresión y coacción económica, que devienen en una guerra abierta no declarada en los ámbitos comercial y financiero con la marcada intención de asfixiar a Cuba, soliviantar los ánimos de la población para debilitar la decisión de seguir siendo soberanos y continuar transitando por la vía socialista. El ya divulgado memorándum secreto del 6 de abril de 1960 del subsecretario ssistente para Asuntos Interamericanos, Lester D. Mallory, fijó y mantiene como estrategia de lucha contra la Revolución Cubana, privar al país de recursos materiales y financieros para generar malestar y lograr la rendición por hambre, sufrimiento y desesperación. Esa estrategia, jamás ha sido abandonada por los Estados Unidos de Norteamérica.

No se trata de un embargo, como algunos refieren y se dice en inglés, porque no hay ninguna una orden judicial emitida para asegurar, mediante la retención de bienes, el cumplimiento de una obligación contraída legítimamente. Se trata de una ilegítima guerra económica para constreñir y asfixiar a un país y sus habitantes.

  • Profesor Consultante en la Universidad de Matanzas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *