El nuevo año de San Carlos Borromeo

Resulta, sin lugar a dudas, un lugar triste. No solo porque estén nuestros muertos. Es que también, desde que uno va llegando, aparecen ante la vista las primeras estampas del abandono. Sigue siendo solemne; eso no se lo quita nadie, pero emite un halo de melancolía que le saca el moco a cualquiera.

Leer más
1 2