RADIO 26 DESDE MATANZAS

Emisora provincial de Radio de Matanzas, Cuba: «La Radio de tu Corazón»

ComerciodestacadasEconomíaSociedad

Nuevo sistema de distribución: lo que sí y lo que no 

 

Desde el 26 de enero último se reordenó el sistema de comercialización de los productos de las cadenas Cimex-Tiendas Caribe.

La nueva modalidad de compra facilita el acceso de los núcleos familiares mediante la tarjeta de abastecimiento a productos como pollo, aceite, picadillo, salchicha  y detergente. Un llamado “módulo” que varía su cantidad  en dependencia de la composición de los núcleos familiares, según la nota de prensa.
De uno a cuatro consumidores se entrega una unidad de aceite (pomo), salchicha y dos de picadillo. El detergente hasta un kilogramo (kg), y pollo hasta cuatro kg y si el paquete es de mayor gramaje se entrega una unidad.
A los núcleos familiares de cinco o más consumidores se le otorgarán: dos unidades (pomos) de aceite, salchicha y cuatro de picadillo. El detergente hasta dos kilogramos y el pollo hasta ocho kg. Si el paquete  de este último producto es de 4,5 kg se entregarán dos unidades.
Cuando casi se cumple una semana de la experiencia que inició por el Consejo Popular Playa, diversas son las opiniones de la población.
Mirela, vecina de la calle Levante y que adquiría sus productos en Cimex, manifestó que la medida los favorece porque, por solo citar un ejemplo, el pasado año apenas les tocó dos veces pollo debido a la diferencia de distribución entre ambas cadenas.
Precisamente, la preocupación de Diamilet es que no distribuyen el módulo completo,  sino por partes “ya que es engorroso para las personas que trabajan en la calle. No basta que traen los productos por separados, si no que tampoco te despachan lo poquito que viene junto. Por ejemplo, en el Servi Bellamar vino el picadillo del 1 al 500 y la salchicha del 1 al 400. Es ´machucarnos´ por gusto. Si es un módulo, dalo todo junto una vez al mes y de esta manera evitamos molestas colas.”
Igualmente, cada kiosco tiene su forma de organizar y distribuir y mientras en algunos funciona bien, en otros se presta para la desorganización.
Tampoco, según María, vecina de la calle Pilar, se les ha informado cada cuanto tiempo se les venderá. Por estos días las visitas a  la casa de Raúl Castillo, delegado de la circunscripción 43, no paran. Justo cuando el quipo de prensa se dirigía ahí, uno de sus electores manifestaba su preocupación por el vencimiento y cómo no le querían despachar a pesar de que no habían pasado las 72 horas.
El delegado, junto con otros dirigentes de la zona, esté de lleno en este tema y ha notado incongruencias entre los módulos y el listado de núcleos.
En la casa de Amalia conviven más de tres núcleos familiares de manera independiente, pero tienen una sola libreta de abastecimiento. Al eliminar los certificos la situación se ha puesto tensa y les urge orientación para que valoren las autoridades competentes  este contexto.
Cada viernes en el Consejo de Distribución provincial se evaluará, de conjunto con autoridades del municipio de Matanzas, los resultados semanales de la aplicación de esta nueva política y organizará la comercialización de la próxima.
Indiscutiblemente la medida responde a un justo reclamo popular  y busca un equilibrio en el acceso a productos necesarios. Sobre este tema ampliaremos en próximos espacios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

Mostrar Botones
Ocultar Botones