RADIO 26 DESDE MATANZAS

Emisora provincial de Radio de Matanzas, Cuba: «La Radio de tu Corazón»

Deportedestacadas

Lázaro Contreras, pelotero de la gorra a los “spikes”

 

Lázaro Contreras, pelotero de la gorra a los “spikes”He visto muchos jugadores en  nuestras Series Nacionales de Béisbol, que aunque su desempeño en el terreno de juego no era  del todo malo, durante varias campañas pasaron rápidamente al olvido de los aficionados.

Otros, con menos tiempo representando a su provincia, son recordados eternamente. Este es el caso de Lázaro Contreras López.

Contreras nació el 26 de agosto de 1962, en el poblado de Carlos
Rojas, municipio de Jovellanos y falleció en La Habana el 7 de
junio de 1986, hace 37 años, por las quemaduras recibidas, unos días
antes, motivadas por celos pasionales de su esposa.

Para los que no lo conocieron, Lázaro era lo que llaman en estos días “jugador de cinco herramientas”. Excelente corredor, bateador de tacto y fuerza a la vez, gran fildeador en el jardín central y con un potente brazo. Siempre alegre en el terreno. Jugó con Henequeneros en los campeonatos nacionales y con Matanzas, en las Selectivas.

Fue muy combativo en el terreno de juego y un ejemplo para sus compañeros.  Era lo que se llama un hombre equipo, algo de lo que
adoleció Matanzas durante muchos años, después de su prematura muerte.

Según Frank Carbot, vecino  del barrio y compañero en algunos equipos de las Series Nacionales, Contreras fue sobre todo un gran amigo, una gran persona, en el terreno era un ejemplo a seguir que infundía respeto, muy guapo.

“En una ocasión, recordaba Carbot, el destacado lanzador Rogelio García, de Pinar del Río, en tono de jarana se acercó a los muchachos de Henequeneros en el comedor y dijo que hoy tenía solamente tres hits para ellos, ¡miren a ver como se lo reparten!, a lo que Contreras
contestó, que el sólo le iba a dar tres. Y efectivamente le conectó
tres dobles en el juego”.

Lázaro Contreras participó en seis campeonatos nacionales y en igual
cantidad de torneos selectivos. Su debut fue en la campaña 1980-81, en la que promedio 287, en 51 partidos jugados; en la Séptima Serie Selectiva, promedió también para 287, que fue su primera, pero ya a continuación exhibió promedios sobre  la marca de 300, que lo convirtieron en uno de los jóvenes más seguidos por la afición, no sólo de Matanzas, también del resto del país.

En total de Nacionales y Selectivas fue 2 mil 056 veces al bate, anotó
344 carreras, conectó 616 inatrapables, a más de 100 por temporadas, 93 doble, 21 triples, 54 jonrones e impulsó 259 carreras, para promedio de 300 y defensivamente lo hizo para 975.

En la defensa de la pradera central fue espectacular, recuerdo un
juego efectuado en el estadio Alfredo Echeverría, de Agramante en el municipio de Jagüey Grande, entre Henequeneros y Cienfuegos, en el año 1983 que narraba junto al  desaparecido Ricardo Medina, por Radio 26, un tiro desde los 390 pies al home en el que puso out al corredor que hacía pisa y corre desde tercera.

En propio encuentro, dos entradas después del tirazo a la goma,
Contreras, con ademanes felinos, escaló la cerca entre el jardín
central y el izquierdo y le quitaba un jonrón al gran Pedro José
Rodríguez. Algo sensacional.

Labor internacional

Luego de un buen accionar en la temporada 1983-1984, incluida la
Selectiva, según el investigador Fernando Rodríguez, logra pasar a la preselección nacional y participar en una serie de tres juegos en Panamá y en un Torneo Triangular en Nicaragua. Asiste al  Segundo Torneo Internacional José Antonio Huelga, celebrado en Villa Clara, en el que finaliza como líder de bateo con 458, empatado con Fernando Hernández, además de comandar los hits, dobles y bases por bolas.

Poco tiempo después  fue eliminado en el último corte del equipo Cuba al  Mundial de La Habana, celebrado en el mes de octubre de 1984.

Asiste también con el Cuba A al Tercer Huelga, con sede en la
provincia de Matanzas, que no abrió como titular, pero al disparar
jonrón decisivo de emergente por Alberto Martínez, con uno en
circulación ante Venezuela no pudieron sentarlo más. Ese año tuvo otra soberbia actuación en una gira por México, ante jugadores
profesionales y asistió al Torneo de Palm Spring.

En 1985 compite en la Copa Panamericana Simón Bolívar,  en el Meteoro de la Confraternidad y en la Copa Intercontinental de ese año.

Su última presentación con la selección cubana, sería la gira por Japón, en 1986, en la que resultó el Más Valioso del Torneo.

A 37 años de su muerte, se le recuerda como el primer día que salió al terreno del Victoria de Girón. Quizás muchos de su seguidores lo vean todavía  capturando un fly en el jardín central o conectando una
de sus líneas para decidir un juego.

Por sus hazañas en tan pocos
años, Lázaro Contreras López, es una de las leyendas  del béisbol
cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

Mostrar Botones
Ocultar Botones