RADIO 26 DESDE MATANZAS

Emisora provincial de Radio de Matanzas, Cuba: «La Radio de tu Corazón»

destacadasSociedad

Frente a la violencia escolar: mayores precauciones

Foto: Tomada de Internet

Entre las intervenciones televisadas durante el reciente III Congreso Internacional de Secundaria Básica, una de las alumnas hacía referencia a la necesidad de combatir todo tipo de violencia en las instituciones educativas;  tema que por complejo no escapa de la mirada del Ministerio de Educación en Cuba.

Y es que, si bien persisten brechas para su identificación, las ordenanzas ministeriales de la política educativa incluyen un protocolo de actuación ante estos casos. Al respecto argumenta Addys Martínez Bernal, Subdirectora General de Educación Provincial en Matanzas.

“En los últimos años se han dirigido los esfuerzos hacia una educación inclusiva, en cuyo proceso intervienen los contextos educativos familia, escuela, grupo escolar, comunidad y sociedad en general. Diagnosticar de forma oportuna  en este contexto  las necesidades educativas de cada individualidad se convierte en imperativo y posibilita la determinación de acciones con carácter preventivo, donde las actuaciones violentas o agresivas demandan una atención especial”.

Este proceso, además del trabajo docente, exige también el apoyo de otros organismos y organizaciones, pues como señalara Martínez Bernal requiere la identificación de estudiantes que conviven en ambientes agresivos o violentos.

“La identificación de alumnos con manifestaciones de este tipo, presentes en sus relaciones interpersonales con iguales o docentes,  parte del diagnóstico individual que se realiza en cada institución, pero implica además el análisis de las conductas que se aprecien en sus familias.

“Los grupos de trabajo preventivo en cada municipio tienen la función de organizar la revisión de las estrategias elaboradas en las instituciones educativas con el apoyo de especialistas de Centros de Diagnóstico y  Orientación, psicopedagogos y metodólogos del nivel educativo.”

Asimismo, destaca la responsabilidad de cada factor en la aplicación de este protocolo para lograr la calidad del proceso de orientación, así como el seguimiento oportuno.

Estudios epistemológicos de dicho flagelo en el contexto nacional reconocen reconfiguraciones importantes en sus formas de emergencia que van desde la agresión física, la discriminación, la exclusión, el bullying, hasta la violencia simbólica e incluso sociocultural.

Y es que con el auge de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones cobran auge nuevas manifestaciones que demandan especial atención por parte de los educadores. Sus formas y consecuencias han ocupado mayor espacio en los medios de difusión durante los últimos años, como recurso para alertar sobre un problema real, que aunque no distingue la realidad del ámbito educativo nacional, sí merece mayores precauciones.

La denuncia inmediata ante cualquier acto de violencia, así como el desarrollo de estos temas en las escuelas y la supervisión constante de la familia en estrecho vínculo con las instituciones educativas son indispensables, pues aunque existen el interés y las estrategias para su eficaz enfrentamiento, aún queda mucho por hacer en este camino hacia la visibilidad  y tratamiento de la violencia escolar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *