26 de mayo de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Juan Gualberto Gómez, un hombre de periodismo revolucionario

El cinco de marzo de 1933 murió Juan Gualberto Gómez, a quien Martí consideró su hermano mulato, el matancero que hizo del periodismo un arma eficaz de lucha y que representó un ejemplo cimero entre las figuras de la independencia en la historia de Cuba

El revolucionario y periodista cubano Juan Gualberto Gómez nació libre gracias a que sus padres esclavos, Fermín y Serafina, compraron su libertad desde antes de su nacimiento, el 12 de julio de 1854, en el ingenio Vellocino, en Unión de Reyes, Matanzas.

Juan Gualberto aprendió a leer y escribir en la casa del ingenio. En 1864 la familia se trasladó a La Habana.

Tras el Grito de Yara lanzado por Carlos Manuel de Céspedes para proclamar la independencia de Cuba, Juan Gualberto fue enviado a París en 1869 para aprender el oficio de carpintero de carruajes.

Cuentan que en Francia, probablemente a finales de la década de 1860, conoció al patriota Francisco Vicente Aguilera, quien lo inició en los ideales independentistas a los que dedicó el resto de su vida.

No sería hasta sus 23 años cuando abandonó Francia y fue a México. Allí le sorprendió la Paz del Zanjón y decidió a volver a Cuba, donde entró en relación con Martí y otros patriotas.

En 1879 inició una brillante carrera como periodista independentista y fundó el periódico La Fraternidad, en el que combatió la discriminación racial con sus ideas de abolicionismo.

En 1880 fue desterrado a España, se casó y realizó una gran labor como articulista de El Abolicionista. Cuando se le permitió regresar luego a Cuba colaboró con Antonio Maceo, que le propuso encabezar el movimiento insurreccional en espera de que llegara Máximo Gómez.

Engañó a la censura española durante la tregua fecunda, en este y otros órganos de prensa ya que, aunque no se mostraba abiertamente por la confrontación, criticaba las lacras del colonialismo y publicitaba los valores democráticos e independentistas.

Su trabajo era la fachada que le permitía desarrollar su labor clandestina vinculado al Partido Revolucionario Cubano fundado por Martí, de quien era su representante ante los conspiradores en Cuba, y que lo llevó a encabezar el fallido alzamiento en Occidente en el pueblo matancero de Ibarra el 24 de febrero de 1895, por lo cual fue condenado a prisión.

Juan Gualberto Gómez, al cesar la dominación española, continuó su labor periodística y se opuso a la Enmienda Platt desde el Patria, refundado por él en 1925 y en el cual, como director, criticó duramente a la tiranía machadista.

El cinco de marzo de 1933 murió Juan Gualberto Gómez, a quien Martí consideró su hermano mulato, el matancero que hizo del periodismo un arma eficaz de lucha y que representó un ejemplo cimero entre las figuras de la independencia en la historia de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *