17 de junio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Protesta de los Trece: cien años de rebeldía joven en Cuba

Constituyó la ya centenaria Protesta de los Trece una de las más prestigiosas muestras de pujanza de la juventud cubana, herencia histórica de quienes en mocedades previas destellaron su bregar por la independencia y soberanía de Cuba y ejemplo a seguir para quienes asumen, con sacrificio y entrega, las riendas de esta nación

Sobran en nuestra historia las muestras de heroicidad donde sin la presencia de la juventud, nada habría podido conseguirse. Sobran los ejemplos de coraje y entereza, esos en los que poco importó la edad cuando la salvaguarda o el bienestar de la Patria eran el principal objetivo.

Uno de esos acontecimientos cuya relevancia aún pervive en la admiración de los cubanos tuvo lugar en la tarde del 18 de marzo de 1923, cuando en medio de un acto celebrado en la Academia de Ciencias, el entonces Secretario de Justicia, Erasmo Regüeiferos, conocido por sus relaciones con la política malversadora y corrupta del gobierno de turno, fue interrumpido en su intervención por una enérgica y temeraria voz.

Era la del joven intelectual Rubén Martínez Villena, quien lo cuestionaba por haber adquirido con fondos del Estado, junto al presidente Alfredo Zayas, el edificio en ruinas del Convento de Santa Clara de Asís, a un descomunal precio y en un contexto negativo para la economía cubana, motivo por el que este sucio negocio causó repudio e indignación popular.

El muchacho rubio, delgado, escueto, de ojos claros y agudos, como lo describió el periódico El Heraldo de Cuba, en compañía de otros jóvenes valientes, protagonizó un episodio de civismo y rebeldía que pasó a la inmortalidad con el calificativo de Protesta de los Trece y que se convirtió, por consiguiente, en la primera expresión política de la intelectualidad cubana en su compromiso combativo para con la Patria. Y aunque sus participantes debieron hacer frente a las represalias que posteriormente tomó Regüeifeiros, el ahora acusador renunció y los intelectuales fueron finalmente sobreseídos.

Constituyó la ya centenaria Protesta de los Trece una de las más prestigiosas muestras de pujanza de la juventud cubana, herencia histórica de quienes en mocedades previas destellaron su bregar por la independencia y soberanía de Cuba y ejemplo a seguir para quienes asumen, con sacrificio y entrega, las riendas de esta nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *