Bayamo: Un averno de patriotismo

Aunque mucho lloró la luna sobre las laceradas calles del poblado bayamés y más aún tardó este en reponer el esplendor de su arquitectura, regresó el suave susurro nocturno y la crepuscular serenata de grillos y la historia glorificó el denuedo de quienes prefirieron incendiar su ciudad antes de entregarla a la fuerza enemiga, porque cada 12 de enero confluyen el ayer, el hoy y el mañana y aún arde en Bayamo, ferviente, un averno de patriotismo.

Leer más