23 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

A debate riesgos de salud en entornos laborales matanceros

Con un interesante debate sobre los riesgos de la salud en los entornos laborales de Matanzas, su incidencia en la aparición de enfermedades y la ocurrencia de accidentes, algunos fatales, inició  el IV Taller de Ergonomía, Seguridad Ocupacional y del Trabajo.

El evento transcurre del 28 al 30 de noviembre.  Foto: De la Autora.

Con un interesante debate sobre los riesgos de la salud en los entornos laborales de Matanzas, su incidencia en la aparición de enfermedades y la ocurrencia de accidentes, algunos fatales, inició  el IV Taller de Ergonomía, Seguridad Ocupacional y del Trabajo.

En predios del CPCTC tuvo lugar la primera jornada. Foto: De la Autora.

La exposición de la vida de empleados por negligencia, falta de conocimiento, de organización y control por parte las administraciones, entre otros factores subjetivos, no dependientes de inversiones, se evidenció en varias de las ponencias presentadas en la primera jornada del evento, efectuada en predios del Comité Provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CPCTC).

El jurado concederá un premio y tres menciones a los mejores trabajos. Foto: De la Autora.

Un interesante repaso de los hitos de la Seguridad y Salud del Trabajo (SST) en la Universidad de Matanzas (UM) realizó el profesor y  Doctor en Ciencias Joaquín García Dihigo, considerado el padre de la Ergonomía en esta occidental provincia.

En su conferencia magistral, la primera de las cinco previstas en el certamen, esbozó los avances en términos de SST, desde aquel lejano 1974, cuando en algunas carreras de ingeniería se introdujeron cursos sobre protección e higiene del trabajo, luego en 1984 la inclusión   de la asignatura de Ergonomía, y la primera patente concedida a la UM en 1986 por crear un equipo de evaluación de trabajo mental.

Excelente conferencia la dictada por el García Dihigo.  Foto: De la Autora.

El académico se refirió a otros equipos diseñados en el modesto laboratorio de la alta casa de estudios matancera, fundamentales en estudios diversos como los asociados a los niveles de iluminación, las fuentes de luz, y su importancia en la SST y en la calidad de las producciones.

El mejoramiento de las condiciones de trabajo de las camareras de piso en el sector turístico, índices para evaluar la contaminación térmica en cocinas o los ruidos producidos en centros de alojamientos, resumen el contenido de varias tesis doctorales.

Como fruto de los aportes de la UM a la SST mencionó el libro titulado Dime en qué trabajas y te diré qué te duele, en cuyas páginas afirman el hecho de que los obreros que utilizan una misma estructura somática, de manera repetida, padecerán con mayor frecuencia de dolencias patológicas asociadas a ellas.

Destacó el proyecto sobre nuevas enfermedades profesionales que debieran ser incorporadas al Código de Trabajo. “En Cuba solo se reconocen 35, mientras otros países del continente como México (136) y Colombia (144) superan ampliamente esos padecimientos. Tenemos la insatisfacción, por ejemplo, de que aquí aún no se reconoce la tabacosis, pese a ser esta nación productora nata del famoso puro”.

García Dihigo resaltó el papel de consultor de la UM en temas tan interesantes como la carga física y gasto energético de los maleteros en el  aeropuerto Juan Gualberto Gómez, así como también   la evaluación de los ruidos  de los grupos electrógenos de la zona industrial, entre otros.

Anunció estar a la espera de financiamiento para crear un  centro de capacitación  y  consultoría en Ergonomía y Salud del Trabajo en la UM, donde desde hace unos años existe una maestría sobre esta área, con dos graduaciones y se prepara una tercera.

Calificó como uno de los recientes logros la incorporación de la UM a la Red Latinoamericana de Ergonomía y Sistemas de Salud, integrada por universidades de ocho naciones y, además, la aprobación por de un proyecto de desarrollo local para la fabricación, comercialización y desarrollo de productos y servicios de la Seguridad del Trabajo.

Esta iniciativa surgió para dar respuesta al hecho de que mucho se investiga y poco se aplica. “El país está lleno de investigaciones engavetadas. El reto está, acotó, en convertir la ciencia en producto, en materializar los resultados, en llevar a la práctica las innovaciones teóricas”.

La segunda jornada del IV Taller de Ergonomía, Salud Ocupacional y del Trabajo continuará este 29 de noviembre precisamente en la sede de la Universidad de Matanzas, donde se espera la intervención de tres sindicalistas franceses, integrantes de la Confederación General del Trabajo, CGT.

Entre los participantes tres sindicalistas franceses. Foto: De la Autora.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *